22 de marzo de 2019
8 de julio de 2014

Carbonero: El "rifirrafe político" por casos como los ERE "estrangula" la administración

Carbonero: El "rifirrafe político" por casos como los ERE "estrangula" la administración
EUROPA PRESS/ARCHIVO

SEVILLA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha lamentado que el "rifirrafe político" generado por asuntos judiciales como el caso de las presuntas irregularidades en expedientes de regulación de empleo (ERE) ha provocado que "se tenga estrangulada a la administración andaluza y se impide la gestión".

   En declaraciones a Europa Press, Carbonero ha expresado su total respeto por la Justicia y mantiene "por convicción" que CCOO "no ha tenido actuaciones fuera de la legalidad".

   Considera que "la lentitud de la justicia a veces es una mala forma de hacer justicia", aunque deja claro que "de eso no solo tienen culpa los jueces ni los empleados de la administración de Justicia, sino la culpa es de los gobernantes y de las administraciones, hay que poner mas medios en los juzgados, pues además todo esto se traslada al funcionamiento de la administración en general".

   "La Administración ya tenía muchas deficiencias pero la crisis ha agudizado todas las deficiencias y cada día a las administraciones les cuesta más desarrollar su labor por tener menos medios, les cuesta más atender y tener los mecanismos de control, desde intervención en administraciones públicas a la Inspección de Trabajo o de Hacienda, como consecuencia de un deterioro, pero no porque quien haga el trabajo lo haga mal, sino porque los recursos se están mermando".

   Sobre los casos judiciales, Carbonero considera que, en el ejemplo de algunas actuaciones "por hacer mas instrucción o actuaciones en casos concretos con detenciones más espectaculares para cuestiones que son bastante simples, ello supone proyectar algo absolutamente innecesario que condena de por vida a la gente".

   Ha añadido que además "en este país hay un problema que han provocado los partidos, el de 'y tú más', repartiendo y poniendo el ventilador para todo el mundo y así creerse que se salvan ellos, cuando realmente es un deterioro del país y de los valores democráticos y de la imagen de este país y de pérdida de credibilidad de la justicia y de la política; esta situación hace un daños tremendo".

   No obstante, deja claro que "quien haya cometido irregularidades, que actúe la Justicia".

   Considera que el tratamiento político de esos casos judiciales "en Andalucía está generando una parálisis importantísima en la administración, pues tal y como se está tratando y ese cuestionamiento permanente genera una mala imagen del país y tiene estrangulada la administración autonómica lo que impide tremendamente la gestión".

   "Todos los días, durante varios años, llevamos hablando nada mas que de lo mismo", se lamenta Carbonero, quien, a su juicio, "a la Junta le falta empuje y lo atenazan estas cosas, y la oposición solo sabe hablar de eso". En ese sentido, considera que "no solo hace falta gobiernos eficientes sino también oposiciones que de verdad hagan control del gobierno y formulen propuestas y soluciones".

PACTO DE ESTADO

   Lamenta que "en este país la política se ha convertido en un rifirrafe permanente que sólo trae el descrédito", por lo que pide, dejando que la Justicia siga su curso, un "pacto de país, un compromiso de Estado donde todo el mundo cambie las formas de hacer las cosas, para no trasladar a la sociedad un descrédito motivado por el hecho de que el que gobierne en las instituciones este todo el día enfrascado en este bochorno espectacular, cuando la sociedad requiere de propuestas creíbles, algo que no está sucediendo".

   Advierte de que "cuando un inversor en Estados Unidos mire las condiciones para invertir y vea a través de los medios lo que se cuece en España, le darán ganas de irse a la otra parte del mundo".

   Carbonero ha lamentado la "demonización" hacia los sindicatos aprovechando estos casos judiciales, y aunque reconoce que "habrá cosas que se hayan hecho mal y se tendrán que tomar las decisiones", lamenta que "la derecha de España y los poderes dominantes, el capital, saben del poder de CCOO y de su presencia en centros de trabajo y nuestra afiliación, y no solo quieren derruir el edificio de los derechos de los ciudadanos, sino que quieren también quitarnos a los trabajadores las herramientas que tienen para construir derechos, como son los sindicatos".

   En ese sentido, ha dejado claro que "no lo han conseguido nunca ni van a conseguir derrumbar las herramientas que supone que haya trabajadores organizados para defender sus derechos".

   Carbonero recordó la importancia de los sindicatos en la Transición y en la llegada de la Democracia, algo que definió como "la conquista de la democracia y las libertades" gracias a que había "un movimiento obrero organizado en la clandestinidad con una fuerza espectacular y ansias de libertad  y eso no tenía marcha atrás".

   Advierte de que "tras esos grandes avances que hemos conseguido en pocos años, siempre insuficientes, pero avances espectaculares, ahora hay un retroceso en lo conquistado y eso es una gran preocupación, pues los poderes dominantes abren la estrategia de la desilusión, de la desesperanza, y siembran el deterioro de la política para propiciar que la gente diga que son todos iguales  se cuestione para qué se va a salir a la calle", frente a lo que CCOO "mantiene la pelea y la idea de que las cosas no se conquistan ara siempre y hay que seguir luchando".