21 de agosto de 2019
18 de julio de 2009

CCOO insta a la Junta a "impulsar con más convicción" la Concertación y pide a CEA "menos egoísmo y mirar a largo plazo"

Carbonero advierte de que "si no se habla en la Concertación de educación será muy difícil que CCOO-A esté en los acuerdos"

SEVILLA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, instó a la Junta de Andalucía a "impulsar con más convicción" la marcha del VII Acuerdo de Concertación Social, puesto que la negociación "está bastante ralentizada", tras lo que pidió a los empresarios que sean "menos egoístas" y no tengan "intereses cortoplacistas, sino que miren al largo plazo".

En una entrevista con Europa Press, Carbonero consideró que la Concertación "es hoy más imprescindible que nunca", por lo que, a su juicio, el hecho de que no hubiera acuerdo de Concertación "sería un fracaso importante que no beneficiará nada a la salida de la crisis, pero sobre todo sería un fracaso de la propia Junta, porque el Gobierno andaluz debe impulsar con más convicción la Concertación".

En ese sentido, tras considerar que julio "era la fecha y el tiempo político adecuado para firmar el acuerdo", el dirigente sindical apuntó que los acuerdos "tienen valor también por los tiempos en los que se hacen", pero agregó que "viendo que no es posible llegar a esa fecha, si debemos ponernos ciertas fechas de referencia, y ahí la Junta no ha dicho sus fechas de referencia para que esto esté terminado".

Carbonero indicó que de todo el documento, "exclusivamente está avanzado el eje 1, relacionado con el empleo, las relaciones laborales, ahí se ha quedado parada la Concertación, e incluso el martes pasado había reunión técnica y se aplazó, y eso debe cambiar y la Junta debe darle un impulso importante".

Por ello, el dirigente sindical, que considera que la Concertación "no se puede estar manoseando y estar 'sine die' sin firmar", instó a que en septiembre se le dé un impulso importante a este acuerdo "muy importante para favorecer la salida de la crisis".

En ese sentido, instó a los empresarios a cambiar de actitud, ya que actualmente "están pensando a corto plazo, en medidas que les vayan a incentivar y a beneficiar rápidamente, para poder coger dinero público, eso es lo único que les interesa".

"Sólo piensan en la Concertación en lo cortoplacista y piensan poco en buscar estrategias de futuro que nos permitan hacer las cosas de forma diferente", agregó Carbonero, quien consideró que las empresas "deben ser menos egoístas y pensar algo más en el interés de la gente, pues mirar con las luces cortas siempre puestas puede dificultar el desarrollo del acuerdo".

No obstante, Carbonero aseguró que en CCOO-A "no sólo deseamos que haya Concertación, sino que vamos a pelear para que haya acuerdo", puesto que "no puede ser que no haya Concertación, que la negociación colectiva esté estancada y generando un estado de conflictividad social que dificulta todo tremendamente, hay que salir de ahí".

En ese sentido, lamentó que "no sólo la negociación colectiva está parada porque se esté negociando, sino que está pasando algo que no había ocurrido nunca, que los empresarios se nieguen a pagar lo que han firmado, como está pasando en la construcción o el turismo".

"Desconocemos los intereses de la patronal para provocar esto, que no ocurre en el resto de España, pues siempre hemos estado de acuerdo en buscar viabilidad y soluciones a empresas en problemas, pero no vamos a renunciar a los derechos de los trabajadores de forma general", aseveró Carbonero, quien recordó que "estamos hablando de lo ya firmado y su aplicación".

En ese sentido, aseguró que CCOO-A no se va a retirar de la Concertación ni va a condicionar el global del acuerdo a esa situación, pero sí advirtió de que va a condicionar los acuerdos de incentivos y ayudas a las empresas "a que éstas cumplan con lo marca la ley en materia de derechos de los trabajadores y paguen lo que marca la norma".

Agregó que la negociación "no debe pararse pero no vamos a consensuar incentivos que vayan a las empresas si éstas no cumplen con sus obligaciones; habrá que condicionar ese dinero de esas ayudas, no se puede meter la mano en la caja común y no tener responsabilidad social con los trabajadores, las empresas deben asumir su responsabilidad social y no deben mantener esa obcecación".

"Debe haber corresponsabilidad y la crisis no puede colgarse de la espalda de los trabajadores y que encima el dinero público vaya para ayudar a las empresas que no cumplen, eso sería muy 'heavy", agregó Carbonero, quien reiteró que todas las partes quieren "empujar para que esto funcione, pero hace falta mas compromiso a la CEA y escudarse en que los convenios de la construcción o el turismo son cuestiones sectoriales, pues cuando se sienta en una mesa representa al conjunto de organizaciones y a las ocho provincias".

LA EDUCACIÓN EN LA CONCERTACIÓN

Sobre la ralentización del VII Acuerdo y el "poco interés" de la Junta en este acuerdo, Carbonero apuntó que es posible que esas "escasas ganas" del Gobierno andaluz pueden deberse a que "la Concertación es dinero y son compromisos, y hay dificultades con los ingresos", por lo que anunció que en los próximos presupuestos la central sindical planteará que las cantidades que se arbitren "se empleen de la forma más eficiente para cubrir las necesidades de educación, sanidad o los sistemas de protección, así como para más inversión pública que reactive la economía".

En ese sentido, lamentó que la Junta "habla mucho del Pacto por la Educación, pero tiene reticencias en hablar de educación en la Concertación, y no se puede hablar de que el modelo educativo debe ser referente y el eje central de la transformación de Andalucía y no hablar de ello en la Concertación o hablarlo de forma 'light', sin mencionar ninguna dotación presupuestaria; hay que ser coherentes".

Por ello, advirtió de que "si no se habla en la Concertación de educación y del modelo educativo para resolver sus problemas y ponerlo en valor, será muy difícil que CCOO-A esté en los acuerdos".