2 de junio de 2020
16 de junio de 2014

Codapa concluye que las familias andaluzas no creen que la Lomce vaya a reducir el abandono escolar temprano

SEVILLA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) no aporta soluciones para reducir la tasa de abandono escolar en el país, según una de las principales conclusiones a las que han llegado las familias andaluzas, tras el estudio durante el X Congreso de Educación de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres y Madres por la Educación Andaluza (Codapa) de las últimas novedades referentes a la reforma educativa.

Madres y padres "no ven con buenos ojos" los cambios normativos ya que, según señalan, "no existe una dotación económica para combatir esta situación" y los métodos planteados "solo suponen una vía para salir del sistema", ha precisado Codapa en un comunicado.

Durante dos días, el colectivo ha reunido en Jaén a un centenar de madres y padres representantes de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de toda Andalucía para analizar a fondo la Lomce. Las conclusiones, producto del consenso tras una intensa sesión de trabajo, serán recogidas en un documento que se hará llegar a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta andaluza y donde se detallarán tanto su visión de la ley como recomendaciones sobre su aplicación en Andalucía.

Así, el documento muestra el rechazo por la pérdida de competencias del Consejo Escolar, la "merma" en la participación de las familias o la reducción de la oferta formativa. La nueva metodología para el aprendizaje de idiomas, por el contrario, es una de las medidas mejor valoradas por los padres.

Las evaluaciones han sido uno de los temas candentes durante la sesión de trabajo. La ley establece exámenes al finalizar 3º y 6º de Primaria, no vinculantes, además de en 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y 2º de Bachillerato, cuya superación es imprescindible para obtener el título. En este punto, existe consenso en rechazar que sus hijos ·se jueguen el futuro en las conocidas como reválidas, una evaluación que, además, realiza un órgano externo al centro, desconocedor de su realidad y de su contexto social".

Otra de las preocupaciones que manifiestan las familias es la excesiva "rigidez" de los itinerarios. Según señalan, la Lomce "obliga a tomar decisiones sobre qué vía tomar --hacia Bachillerato o hacia Formación Profesional-- demasiado pronto, en una edad difícil en la que no se tiene la suficiente madurez, situación que, en extremo, obligará a los propios padres a decidir qué hacer: todo ello con el agravante de que, una vez decantado, volver atrás es muy difícil".

Un último aspecto abordado en el documento se refiere a la Formación Profesional Básica, una de las grandes novedades de la ley y que vienen a sustituir a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). Se trata de una alternativa para aquellos que no promocionan a 4º de ESO y que madres y padres ven como "una vía sin salida", sobre la que aún no queda claro como continuar en el sistema educativo. La reducción de la oferta de títulos y de unidades con respecto a los PCPI es, además, otro de los aspectos peor valorados.

Para leer más