16 de julio de 2019
6 de enero de 2008

Comienzan mañana las rebajas con una previsión de facturación en Andalucía de 340 millones de euros

SEVILLA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los comercios andaluces iniciarán mañana la campaña de rebajas que se prolongará hasta el siete de marzo, con una facturación prevista de 340 millones de euros, de forma que las pymes comerciales de Andalucía esperan aumentar sus ventas de forma moderada, en torno a un tres por ciento, frente a las de la temporada anterior.

Según indicó en una nota la Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía (CECA), el hecho de que "no se hayan cumplido las expectativas" en la campaña de otoño y Navidad, hace albergar unas "favorables perspectivas" de negocio en rebajas, especialmente durante la primera quincena de enero, período que suele concentrar el 30 por ciento de las ventas de esta campaña.

La mayoría de establecimientos de ropa, calzado, complementos, productos de hogar y electrodomésticos ofrecerán descuentos iniciales entre un 10 y un 30 por ciento, llegando a alcanzar la reducción de los precios hacia el final del período de ventas del 50 por ciento.

Los andaluces gastan una media de 105 euros en rebajas siendo las prendas de vestir y los complementos los artículos más vendidos. La CECA recordó que la facturación en período de rebajas supone, aproximadamente, el 30 por ciento del volumen anual de ventas del pequeño comercio.

GOBERNACIÓN INSPECCIONARÁ 650 COMERCIOS DE LA COMUNIDAD.

Por su parte, la Consejería de Gobernación iniciará el próximo lunes, jornada que comienzas las rebajas, una campaña de inspección en establecimientos para garantizar la protección de los derechos del consumidor.

En un comunicado, la Junta destacó que este año se revisarán unos 650 comercios de la Comunidad, a los que se exigirá, principalmente, que los artículos lleven el precio original junto al nuevo para que el consumidor pueda valorarlo.

Indicó que durante la campaña, que finalizará el 7 de marzo, medio centenar de técnicos de Consumo visitarán establecimientos de venta al público que cuelguen el cartel de rebajas, desde grandes superficies al comercio minorista, y en especial los correspondientes al sector textil y del calzado, por ser los de mayores ventas en esta época.

Según explicó, estos comercios deberán ofrecer una información suficiente y clara de las condiciones de venta y de las características del artículo rebajado, así como de la vigencia de la promoción. En este sentido, Gobernación recordó la prohibición de ofertar productos una vez finalizadas sus existencias, pues sería publicidad engañosa.