16 de julio de 2019
16 de mayo de 2010

Condenado un clan de narcos desarticulado tras un tiroteo con la Policía que acabó con un muerto

Los hechos sucedieron el 28 de diciembre de 2004 y concluyó además con dos agentes heridos, uno por arma de fuego

SEVILLA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a dos años y cuatro meses de prisión a cada de uno de los cinco integrantes de un clan de narcotraficantes que operaba en la zona de las Tres Mil Viviendas de la capital hispalense y que fue desarticulado tras un tiroteo con agentes del Cuerpo Nacional de Policía que concluyó con uno de los narcotraficantes muerto y dos agentes heridos, uno por arma de fuego.

Según relata la sentencia de la Sección Séptima, consultada por Europa Press, los hechos sucedieron el día 28 de diciembre del año 2004, cuando la acusada M.S.C. se encontraba vendiendo papelinas de heroína y cocaína en el rellano de un bloque de viviendas ubicado en la calle Escultor Sebastián Santos, zona conocida como las 624 viviendas, siendo sorprendida por agentes policiales cuando vendía droga a un comprador.

En este sentido, añade el fallo que, en ese momento, la encartada se dio a la fuga al escuchar la voz de alarma dada al grito de 'agua' por el acusado M.G.O., quien se encontraba realizando funciones de vigilancia en concierto con la anterior condenada, dirigiéndose posteriormente ambos acusados a una vivienda situada en el referido bloque mientras eran perseguidos por agentes de la Policía Nacional, los cuales procedieron a entrar en el piso para evitar la destrucción de pruebas.

Una vez dentro, un agente fue agredido con palos y bastones por todos los acusados --los citados anteriormente y otros tres que se encontraban dentro del piso realizando funciones de suministro y corte de la droga--, sufriendo el agente de la autoridad policontusiones, erosiones y hematomas.

JOYAS, DINERO Y ARMAS PROHIBIDAS

Al mismo tiempo, otro agente logró entrar en la vivienda, donde fue agredido por los acusados, aunque impidió que la droga que tiró al inodoro la condenada Q.V.S. se perdiera en su totalidad. El agente resultó lesionado por arma de fuego, mientras que su agresor falleció finalmente. Posteriormente, el Juzgado de Instrucción número 5 dictó auto de entrada y registro en los domicilios referidos, donde se encontraron armas prohibidas, joyas, dinero y droga por valor de 2.300 euros.

Por todo ello, la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a M.S.C., Q.V.S., J.A.D.V., M.G.O., y E.G.M. a dos años y cuatro meses de prisión por los delitos de tráfico de drogas, atentado a agente de la autoridad y lesiones, así como al pago de una indemnización conjunta y solidaria de 4.560 euros por lesiones y 1.200 euros por las secuelas sufridas por un agente.