26 de mayo de 2019
25 de diciembre de 2014

Condenado a cuatro años un varón de 73 años por abusar sexualmente de la nieta de su pareja

La menor habría sufrido este "comportamiento" entre los siete y los ocho años hasta confesarlo a su padre

SEVILLA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a cuatro años y un día de cárcel a un varón de 73 años como autor de un delito continuado de abuso sexual sobre una niña de ocho años de edad, nieta de la que era su pareja sentimental. Igualmente, le ha sido impuesta la prohibición de acercarse a la menor a menos de 200 metros o comunicarse con ella, durante cinco años y un día.

En una sentencia emitida el 19 de noviembre y recogida por Europa Press, la sección primera de la Audiencia Provincial considera como hechos probados que una menor de ocho año y su hermano, aún "más pequeño", pernoctaron el 9 de noviembre de 2013 en el domicilio de la abuela materna, habitado también por su entonces "compañero sentimental", José Cueli González, de 73 años. Sobre las 08,30 horas de la mañana, José Cueli "aprovechando la circunstancia de que la menor había dormido en la cama de matrimonio junto a él y la abuela, en el momento en el que esta última salió de la habitación para ir al cuarto de baño, con ánimo de satisfacer su deseo sexual, cogió la mano de la menor y la colocó sobre su pene, rozándoselo".

La sentencia, en ese sentido, considera que dicho "comportamiento", había sido "repetido en varias ocasiones anteriores por el acusado, desde que la menor contaba la edad de siete años, aprovechando las mismas circunstancias, de encontrarse solos en el dormitorio de matrimonio y compartiendo la misma cama".

POR EL "TESTIMONIO DE LA MENOR"

Aunque el acusado negaba los hechos, la sentencia considera que "los hechos resultan probados a través básicamente del testimonio de la menor", un testimonio "claro, lógico, preciso y coherente, valorado como sincero y creíble", sin "causa alguna por la que la víctima pudiera haber prestado contra la pareja de su abuela un testimonio falso de tanta trascendencia y gravedad".

Además, media el testimonio del padre de la menor, quien relató que la niña le confesó este comportamiento cuando la mañana del 9 de noviembre de 2013 la recogió en casa de su abuela, corroborando la abuela que la menor "dormía con ella y su expareja en ocasiones en la cama de matrimonio y que cuando se levantaba a ir al baño o a la calle dejaba a la menor al cuidado de su pareja", toda vez que el acusado, pese a negar los hechos, reconocía que "en ocasiones" la menor dormía con él y la abuela en la cama de matrimonio.

Así, José Cueli González ha sido condenado a cuatro años y un día de prisión, una indemnización de 3.000 euros en favor de la menor y la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de la misma o comunicarse con ella durante, cinco años y un día, por un delito continuado de abuso sexual".