18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 16 de julio de 2019

    Condenan al alcalde de Carmona (Sevilla) a devolver unos 1.300 euros que pagó a una delegada sindical

    Condenan al alcalde de Carmona (Sevilla) a devolver unos 1.300 euros que pagó a una delegada sindical
    El Alcalde De Carmona, Juan Ávila (PP)EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE CARMONA - ARCHIVO

    SEVILLA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Tribunal de Cuentas ha condenado al alcalde de Carmona (Sevilla), Juan Ávila (PP), a devolver 1.393,06 euros que el Consistorio carmonense pagó a una delegada sindical por encima de las percepciones a las
    que tenía derecho.

    En la sentencia, fechada el 28 de junio y a la que ha tenido acceso Europa Press, el tribunal considera a Ávila y al interventor municipal en el periodo que va del 7 de septiembre de 2015 al 7 de julio de 2016 como responsables contables directos por un importe de 1.168,12 euros. Asimismo, considera al regidor municipal responsable contable directo de un importe de 224,94 euros.

    El Tribunal de Cuentas considera como probado que desde el 28 de septiembre de 2002, una trabajadora municipal y miembro del Comité de Empresa del Ayuntamiento de Carmona en representación del sindicato UGT, vino disfrutando de un permiso a tiempo completo para el ejercicio de
    funciones de representación, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 68.e) del Estatuto de los Trabajadores.

    Así, la Sala añade que tras las elecciones sindicales celebradas el 18 de marzo de 2011, el sindicato UGT obtuvo seis miembros en el Comité de Empresa, lo que permitió acumular un crédito total de 180 horas mensuales para esta trabajadora, en virtud de lo dispuesto en el artículo 49 del Convenio Colectivo para personal laboral en el Ayuntamiento de Carmona.

    En ese sentido, el Tribunal de Cuentas apunta que, no obstante, a partir del 1 de octubre de 2012, el crédito de horas mensuales pasó a ser de 120, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 10 del Real Decreto-Ley 20/2012, por lo que finalmente, tras las elecciones sindicales de 15 de abril de 2015, habiendo obtenido el sindicato UGT un total de cinco miembros, el crédito de horas mensuales cedidas pasó a ser de un total de 100.

    Así, según la Sala, el total de horas cedidas a la trabajadora sustituida "no fueron suficientes" para obtener la dispensa total de su jornada de trabajo y, como consecuencia de las diferencias entre el crédito de horas y la duración de la jornada de trabajo, las cantidades satisfechas a esta trabajadora quedaron "por encima de las percepciones a las que tenía derecho".

    Así, tras el requerimiento recibido por parte de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas, se inició expediente de reintegro por las cantidades indebidamente pagadas, el cual fue resuelto mediante Decreto del Alcalde del Ayuntamiento de Carmona de 15 de septiembre de 2017, resolución que fue objeto de recurso contencioso-administrativo.

    Por todo lo anterior, el Tribunal de Cuentas concluye que tanto Ávila y el interventor municipal son responsables contables directos y solidarios de un daño en los fondos públicos del Ayuntamiento de Carmona, por 1.393,06 euros.

    ALCALDE ESTUDIA RECURRIR

    Ante esta sentencia condenatoria, el alcalde de Carmona, Juan Ávila, ha indicado que estudia recurrirla toda vez que asegura que ejecutó el pago "tras el visto bueno" de la Intervención Municipal y el departamento de Recursos Humanos.

    En declaraciones a Europa Press, Ávila ha indicado que todo esto es de carácter "administrativo" por un pago indebido y que "no le preocupa" pero que le sienta "mal" toda vez que ha actuado de manera "diligente" y ha ordenado algo que viene avalado con las garantías de la Intervención Municipal.

    Por otra parte, ha lamentado que en este proceso judicial esperaba que el letrado de la Diputación Provincial de Sevilla realizase su defensa como primer edil de Ayuntamiento de Carmona toda vez que "desconocía" que estaba acusado en el proceso a título personal, por lo que no se presentó a la vista y fue declarado en rebeldía por la Sala.

    Para leer más