21 de noviembre de 2019
15 de julio de 2008

Córdoba.-Tribunales.-Imputan a la mujer que llevó a niñas de Hornachuelos a denunciar por "inducirlas a autolesionarse"

SEVILLA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La mujer que acompañó al cuartel de la Guardia Civil de Palma del Río (Córdoba) a las cinco niñas que se fugaron el pasado 30 de junio del Centro para Menores con Trastorno de Conducta Prado de Santa María de Hornachuelos para interponer una denuncia por supuestos malos tratos contra los educadores del centro, ha sido imputada por, supuestamente, "inducir a las menores a autolesionarse".

Según confirmó a Europa Press la propia imputada, ayer mismo declaró ante la Policía Judicial por estos cargos y mañana lo hará propio en el juzgado de Posadas, donde también prestarán declaración los educadores de la residencia.

La acusada negó los hechos que se le imputan y aseguró que las lesiones que sufrían las menores "habían sido infligidas tres días antes de que se escaparan según consta en los partes médicos", de los cuales, indicó, posee una fotocopia que presentará como prueba de la veracidad de su testimonio.

"Estoy muy tranquila porque yo no he dicho mentira alguna en ningún momento, y, tal y como reza en los partes médicos, de los que hice fotocopias porque los conozco y sé como actúan, las lesiones fueron infligidas tres días antes de que se escaparan del centro", afirmó.

Así, relató que se encontró a las cinco niñas deambulando por la calle y, después de llevarlas a desayunar porque "no habían comido nada desde la noche anterior", las condujo a un centro sanitario en el que, según informó, les realizaron unas pruebas para comprobar su estado de salud. Posteriormente, y contando ya con los partes médicos de las menores, las acompañó al cuartel de la Guardia Civil de Palma del Río para que las niñas denunciarán los supuestos malos tratos que supuestamente habrían recibido por parte de los educadores del centro.

La acusada manifestó a Europa Press que se siente "muy segura" y "con ganas de luchar para que salga a la luz toda la sirvengonzonería que hay en este centro". "Esto caerá por su propio peso y por eso no tengo miedo, porque he dicho la verdad", indicó.

En este sentido, criticó la "falta de atención" que según ella padecen estas niñas en el centro, así como la "escasa formación" de los cuidadores. Igualmente, dijo sentirse "harta de que se diga que con 14 años estas niñas no tienen solución y que se las manipule cuando no tienen a nadie que las defienda".

Por último, mostró su rechazo a que las menores hayan sido devueltas "en contra de su voluntad" al centro de Hornachuelos del que se fugaron.

En estos momentos, cuatro de las cinco niñas que se escaparon del centro de menores de Hornachuelos se encuentran de vuelta en el mismo. Respecto a la que aún se encuentra fugada, según declaró la consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, "se sabe cuál es el entorno en que se mueve y en qué ciudad está", refiriéndose al barrio granadino de Almanjáyarn, en la zona norte de la capital, donde ya fue localizada el pasado 4 de julio a tres de ellas.

En este sentido, Navarro aseguró que, "si ya estuviera localizada" esta quinta menor, "ya estaría de vuelta en el centro" del que huyó, el pasado 29 de junio, junto con las otras cuatro menores localizadas esta semana, tres en Granada y una en Jaén, y ya reingresadas en el mencionado centro de menores, y ello después de que, según subrayó la consejera, "dos de ellas, voluntariamente, pidieron comparecer ante la Guardia Civil para retirar la denuncia" que las cinco presentaron al día siguiente de su fuga en el cuartel de la Benemérita en Palma del Río (Córdoba) por supuestos malos por parte de los educadores.

Navarro no quiso avanzar ningún detalle sobre la investigación abierta, en relación con los hechos denunciados por las menores y también por las circunstancias en que su produjo su huida, después de presentar en el citado cuartel de la Guardia Civil, en compañía de un adulto, la denuncia que ya han retirado dos de ellas, insistiendo Navarro en que no se debe "poner en tela de juicio la intervención de nadie, ni dudar de su profesionalidad", en relación con la actuación de la Guardia Civil, que en días pasados calificó como "correcta".

Con anterioridad, la consejera ya dijo sobre este caso que es "normal" que se produzcan fugas de centros "de Protección de Menores, que son de régimen abierto", como el de Hornachuelos, concertado con la Junta de Andalucía y que gestiona la Fundación Arco Iris, y la consecuencia en todos esos casos, como ha ocurrido ahora, es "la apertura de una investigación", tras denunciarse "inmediatamente la desaparición" por el director del centro, la noche del domingo 30 de junio, en el citado puesto de la Guardia Civil de Palma del Río, donde al día siguiente acudieron las menores para denunciar a varios educadores.

El hecho de que la Guardia Civil no las retuviera en el cuartel de Palma, dándose además la circunstancia de que el director del centro, al que las menores se negaron a volver, estaba presente el puesto de la Benemérita cuando las menores presentaron la referida denuncia, son cuestiones objeto de la investigación abierta.

Por otro lado, al margen de la localización de la única menor todavía en paradero desconocido y de la investigación de los hechos por la Fiscalía de Menores y el juzgado correspondiente, la Dirección General de Infancia y Familias de la Consejería para la Igualdad ha iniciado diligencias informativas en el propio Centro para Menores con Trastorno de Conducta Prado de Santa María de Hornachuelos, a fin de establecer las "versiones dispares" sobre los presuntos malos tratos denunciados por las cinco menores fugadas.