17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 21 de julio de 2014

    Crespo destaca el "carácter social" de la reforma fiscal que beneficia a familias numerosas y con cargas sociales

    Apunta que los andaluces son los que mayor presión fiscal soportan y pide a la Junta que baje sus impuestos a los ciudadanos

    SEVILLA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha recordado este lunes que la reforma fiscal impulsada por el Gobierno de Rajoy "permitirá bajar los impuestos a los andaluces y, al mismo tiempo, incrementar los recursos disponibles gracias a que la buena gestión económica realizada y las reformas adoptadas desde el comienzo de la legislatura aumentarán la recaudación".

    Crespo, en un comunicado, ha explicado que la reforma fiscal conlleva una rebaja media del 12,5 por ciento en el IRPF a los andaluces y beneficiará especialmente a las rentas más bajas, las familias numerosas, los jóvenes y los autónomos.

    Además, ha señalado que "la mejora de la economía, el aumento de cotizantes y la creación progresiva de empleo va a generar una mayor recaudación que redundará en el beneficio de todos los ciudadanos". Igualmente, la delegada ha destacado que la reforma fiscal es "buena para el desarrollo de Andalucía", ya que los cambios en el sistema tributario van a poner más dinero en manos de los ciudadanos en una comunidad autónoma que "está diez puntos por encima de la media española en paro y exclusión social".

    En esta línea, ha detallado que 260.000 autónomos andaluces podrán ahorrar cada año una media de 600 euros con la nueva reforma fiscal. Los autónomos que facturan menos de 12.000 euros, que en Andalucía son unos 60.000, desde el 1 de julio han pasado de pagar el 21 al 18 por ciento de IRPF, lo que equivale a un ahorro de 40 y 50 euros mensuales.

    "Estamos ante una reforma fiscal que baja a todos el impuesto sobre la renta; incorpora ayudas a madres trabajadoras, familias con hijos con discapacidad o familias numerosas; rebaja de manera sustancial los impuestos a las rentas de ahorro; y reduce el impuesto de sociedades en cinco puntos", ha dicho.

    Por otra parte, la delegada ha reiterado que "el tramo autonómico del IRPF no va a verse afectado por la reforma fiscal, por lo que no se van a mermar los ingresos de las comunidades autónomas". De hecho, las mejoras en la recaudación permitirán que el próximo año las comunidades autónomas reciban 3.900 millones de euros más en concepto de anticipos a cuenta.

    PIDE A LA JUNTA QUE ABANDONE LAS CRITICAS "INFUNDADAS"

    A este respecto, ha pedido a la Junta de Andalucía que "abandone las criticas infundadas y su actitud de confusión hacia los ciudadanos con invenciones, cuyo objetivo no es otro que el rendimiento político y el aumento de la política de confrontación con el Estado". A juicio de la delegada, "la igualdad social se defiende con hechos, no con demagogia, y la única realidad es que al final de la legislatura los ciudadanos pagarán menos impuestos que en 2011. Y eso, es gracias a esta reformas y otras medidas impulsadas por el Gobierno de España".

    Crespo ha incidido en que el planteamiento de la reforma fiscal es claro: "Cuanto mayor sea la actividad económica, más se facilita el pago de impuestos y más aumenta la recaudación tributaria y el empleo, un circulo clave para financiar las políticas sociales".

    Por tanto, "si de verdad el Gobierno autonómico quiere ayudar a los andaluces lo que tiene que hacer es sumarse a las medidas del Gobierno de España y bajar los impuestos a todos los andaluces, pudiendo empezar bajando el tramo autonómico del IRPF".

    Así, ha recordado que "Andalucía es una de las comunidades autónomas con mayor presión fiscal junto con Cataluña y Asturias". La delegada ha asegurado "no comprender la actitud de la Junta de Andalucía criticando una reforma fiscal que rebaja los impuestos de los andaluces".

    A su juicio, "se trata de un paso más dentro de su estrategia de confrontación" y ha indicado que "si la bajada de impuestos no es mayor en Andalucía es porque la Junta no baja sus impuestos". Por último, ha destacado el "profundo carácter social de la reforma fiscal", ya que quienes tengan más cargas sociales pagarán menos, entre ellos las familias, especialmente si tienen varios hijos o si en ellas hay personas con discapacidad.

    Así, ha puesto como ejemplo una familia numerosa con tres hijos y rendimientos de 40.000 euros, de los que 25.000 son del trabajo, ahorrarán 829 euros en 2015 y 1.181 euros en 2016.

    En esta línea, ha apuntado que "esta reforma forma parte del compromiso del Gobierno de Rajoy con quienes más lo necesitan", al tiempo que ha afirmado que el Estado ha evitado la quiebra de los servicios públicos en Andalucía destinando en lo que va de legislatura casi 20.000 millones de euros para financiar servicios esenciales como sanidad y educación gracias a medidas como el Plan de Pago a Proveedores o el Fondo de Liquidez Autonómica".

    Para leer más