26 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

El detenido por el atropello mortal de un bebé en Castilblanco (Sevilla) pide disculpas: "Me falló el pie del freno"

El detenido por el atropello mortal de un bebé en Castilblanco (Sevilla) pide disculpas: "Me falló el pie del freno"
Imagen de archivo de un arresto de la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL

CASTILBLANCO DE LOS ARROYOS (SEVILLA), 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vecino de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) detenido como presunto autor del atropello mortal sufrido este pasado lunes por la tarde por una bebé de tan sólo diez meses en el casco urbano de la citada localidad ha manifestado que le "falló el pie del freno" y arrolló "sin querer" el carrito en el que la víctima de los hechos era transportada por su madre.

"Pido disculpas a los familiares. No ha sido queriendo. Me falló el pie del freno y arrollé sin querer a la criatura. Estoy muy arrepentido", ha manifestado a los medios de comunicación este martes este varón detenido por la Guardia Civil tras darse a la fuga del lugar del accidente.

El detenido, según han precisado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, ha sido trasladado desde las dependencias del Instituto Armado de La Rinconada a la jefatura de la Policía Local de Castilblanco. Tras su comparecencia en dicha sede judicial, a la entrada de la cual se pronunciaba en los términos descritos, ha sido conducido de nuevo a las instalaciones de la Guardia Civil de La Rinconada.

Los hechos, adelantados por Diario de Sevilla, acontecieron la tarde de este pasado lunes en el caso urbano de Castilblanco, donde una madre empujaba el carrito de bebé en el que reposaba su hija, de sólo diez meses de edad. Cuando cruzaba por las inmediaciones de una señal de ceda el paso, según la Guardia Civil, un coche que realizaba una maniobra antirreglamentaria habría arrollado al carrito con la bebé en su interior, para después darse a la fuga.

Mientras la bebé era reanimada por unos facultativos del 061 y evacuada en helicóptero al hospital Virgen del Rocío, en Sevilla capital, la Guardia Civil detenía al presunto autor de los hechos en su propio domicilio. El individuo arrojó un resultado negativo en la prueba de alcohol, pero en la de drogas habría dado positivo con relación a tres grupos diferentes de sustancias estupefacientes, toda vez que la bebé falleció finalmente en el hospital.