13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    El detenido por intentar robar en una casa de Santa Clara tenía una bala antigua en el abdomen

    SEVILLA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El joven de 26 años que fue detenido el pasado día 21 de junio por robar en una casa del barrio sevillano de Santa Clara y herir con un arma blanca al propietario, que a su vez le disparó con una escopeta alcanzándole en una pierna, tenía alojada en el abdomen otra bala aunque fruto de unos hechos anteriores al intento de robo, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

    Las mismas fuentes consultadas han indicado que el joven sigue ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde fue trasladado después de que el propietario de la casa le disparara e hiriera en una pierna, siendo en dicho centro hospitalario donde se ha descubierto que tenía alojada en el abdomen otra bala relacionada con unos hechos producidos con anterioridad a este intento de robo.

    Hay que recordar que la juez de Instrucción número 12 de Sevilla ordenó el ingreso en prisión de este joven por un delito de robo con violencia o intimidación, ingreso que se producirá una vez reciba el alta hospitalaria, y dejó en libertad previo pago de una fianza de 12.000 euros al propietario de la vivienda por un delito de lesiones.

    Los hechos tuvieron lugar sobre las 9,00 horas del pasado 21 de junio, cuando varios vecinos de la calle Fray Francisco de Pareja alertaron al Servicio Coordinado de Emergencias del 112 en Andalucía de que habían escuchado disparos y habían visto a una persona salir del inmueble "ensangrentada".

    Tras esto, se dio aviso a la Policía Local, la Policía Nacional y los servicios sanitarios del 061, que confirmaron que habían trasladado a un varón herido por arma de fuego al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, así como que habían atendido en el lugar a otro hombre de 38 años de edad.

    Al parecer, el varón de 26 años de edad intentó robar joyas y dinero en una vivienda cuando sus moradores se encontraban en el interior del domicilio, por lo que se produjo un forcejeo entre el propietario de la casa y el presunto ladrón.

    De esta manera, el dueño de la vivienda resultó herido en el muslo por arma blanca, tras lo que el joven atracador salió huyendo y el propietario lo siguió a la calle con una escopeta, disparándole en la pierna.