16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 3 de agosto de 2014

    Detenidos 35 miembros de una red que introducía hachís robado a otros narcos

    Incautados 1.230 kilos de hachís e intervenidos 14 vehículos, más de 55.000 euros y 12 armas de fuego

    Detenidos 35 miembros de una red que introducía hachís robado a otros narcos
    EUROPA PRESS/POLICÍA NACIONAL

    SEVILLA, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una organización criminal dedicada a introducir hachís en la península ibérica desde Marruecos, por vía marítima, además del robo de alijos a organizaciones rivales, que provocaron secuestros y ajustes de cuentas. Así, han sido detenidas un total de 35 personas en Madrid, Málaga y Cádiz, imputadas otras cinco e incautados un total de 1.230 kilogramos de hachís.

    Según informa el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado, tras analizar la información obtenida en otras operaciones anteriores en las que se investigaban delitos de secuestro, extorsión, robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas; los agentes localizaron a una organización que se encargaba de robar la mercancía a otros narcotraficantes cuando éstos la transportaban a España, por la desembocadura del Guadalquivir.

    Para cometer los 'vuelcos', esta organización infiltraba a algunos de sus miembros en otros grupos de narcotraficantes para sustraer la droga o poner localizadores en el estupefaciente. En otras ocasiones, se disfrazaban de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y simulaban a un operativo para incautar el hachís.

    Los hechos ocurrieron cuando los miembros de la organización supieron que se iba a producir la introducción de un alijo de 1.500 kilos de hachís por la zona de la desembocadura del Guadalquivir, por lo que se dispusieron para robar parte de la sustancia estupefaciente.

    Para ello, contaban con la ayuda de personas relacionadas con el narcotráfico de la provincia de Cádiz y con un hombre perteneciente a la banda de los propietarios de la droga en Marruecos, que tendría la función de instalar un dispositivo por satélite a uno de los fardos, para facilitar el seguimiento de la mercancía por territorio español.

    De los 1.500 kilos, los 'volcadores' robaron un total de 1.230 kilos que los agentes localizaron posteriormente ocultos en lo que se conoce como una 'guardería'. También hallaron un fardo dentro del cual se encontraba una baliza de posicionamiento por satélite.

    El robo de estos fardos de droga provocó que los propietarios de la droga contrataran un grupo de 'matones a sueldo' que se desplazaron desde Madrid hasta Cádiz parar "ajustar cuentas" entre organizaciones y "recuperar la mercancía sustraída".

    SECUESTROS EXPRÉS DE UNA NIÑA DE OCHO AÑOS Y SU PRIMA DE NUEVE

    La primera acción de este grupo consistió en el secuestro en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda de un varón, su hija de ocho años y su sobrina de nueve. Los captores ponían como condición para liberar a estas personas, la presencia de un hombre y una mujer familiares de los secuestrados, a quienes hacían responsables del robo. No obstante, pasadas unas horas liberaron a las dos menores.

    Días más tarde, se produjo el secuestro de tres vecinos de Sanlúcar de Barrameda a los que los captores vinculaban con el robo de los 270 kilogramos de hachís. Unos vecinos observaron a varias personas armadas y dieron la voz de alarma, provocando la actuación policial y la huida de los secuestradores a bordo de varios vehículos.

    De esta manera, liberaron los agentes a una de las víctimas que aún se encontraba "atado de pies y manos, amordazado, con una capucha en la cabeza y con múltiples heridas producto de los golpes que le propinaron", junto a un vehículo y una pistola que los captores abandonaron en su huida, así como varios pasamontañas, medias, guantes y cuerdas.

    UNOS 25.000 KILÓMETROS EN DOS MESES

    Así las cosas, la operación se centró en las provincias de Madrid, Málaga y en la localidad gaditana de Algeciras, donde los agentes se desplazaron y mantuvieron durante varios días vigilancia sobre 12 domicilios y dos establecimientos comerciales, lográndose finalmente la identificación y posterior detención de los secuestradores.

    Según ha indicado la Policía Nacional, estas labores operativas resultaron "muy dificultosas" por el "constante" cambio de vehículos de alquiler de los investigados, las zonas en las que residían y la "gran movilidad geográfica" que les caracterizaba, llegándose a contabilizar en uno de los vehículos que alquilaron "un total de 25.000 kilómetros en tan sólo dos meses".

    Tras esto, el pasado 22 de julio, los agentes llevaron a cabo de manera coordinada seis registros domiciliarios, a raíz de lo que se detuvo a cinco personas. Igualmente, han destacado la intervención en un sólo domicilio de un total de 63 teléfonos móviles y tres armas cortas de fuego, una de ellas marca Bruni 'modelo 92' de color negra, "idéntica" a la que los secuestradores dejaron "olvidada" en su huida de uno de los secuestros.

    En los diferentes registros realizados, los agentes incautaron un total de 14 vehículos, más de 55.000 euros en efectivo y 12 armas de fuego, una furgoneta de vigilancia con equipo informático y material relacionado con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tales como chalecos, placas identificativas y rotativos policiales que la organización de 'volcadores' utilizaba para sus golpes.

    En esta operación han participado agentes destinados en el Greco Grupo Sur y el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría Local de Rota (Cádiz), pertenecientes a la Policía Nacional, así como el Equipo de Delitos Contra las Personas, Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), el Laboratorio de Criminalística, y el Equipo Policía Judicial de Jerez de la Frontera de la Guardia Civil de Cádiz.

    Para leer más