25 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

La dirección de la Cabalgata de Sevilla y el Consistorio celebrarán "en breves días" la reunión para decidir si hacerla

La dirección de la Cabalgata de Sevilla y el Consistorio celebrarán "en breves días" la reunión para decidir si hacerla
El Rey Melchor durante la cabalgata de los Reyes Magos en Sevilla, a 05 de enero de 2020. - MARÍA JOSÉ LÓPEZ - EUROPA PRESS - ARCHIVO

SEVILLA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La dirección de la organización de la tradicional Cabalgata de Reyes Magos y responsables del área de Fiestas Mayores del Ayuntamiento hispalense celebrarán "en breves días" la reunión destinada a decidir si celebrar o no la edición 2021 del evento, según ha manifestado a Europa Press el presidente del Ateneo de Sevilla, Alberto Máximo Pérez Calero.

Después de que municipios como el onubense de Higuera de la Sierra o los sevillanos de Gerena y San Juan de Aznalfarache hayan optado ya por cancelar sus correspondientes cabalgatas de cara a las próximas navidades, ante el actual escenario de rebrotes de coronavirus Covid-19 y las recomendaciones de la Autoridad Sanitaria, Alberto Máximo Pérez Calero ha reiterado que el Ateneo de Sevilla, como promotor del cortejo real hispalense, aborda sin "prisa" este asunto, pues ya a comienzos de mes indicaba que la organización había comenzado los preparativos con normalidad relativa.

No obstante, ha admitido que la decisión sobre si celebrar o no la Cabalgata de Reyes de Sevilla capital "habrá que tomarla en algún momento", por "sensatez" y para no "tener a la gente inquieta y pendiente".

En ese sentido, ha manifestado que la dirección de la Cabalgata espera celebrar "en breves días" una reunión con el área de Fiestas Mayores del Consistorio, un encuentro en el que se prevé que sea adoptada la decisión, según ha dicho Pérez Calero. Así, ha optado por "que se resuelva ya la situación", si bien ha precisado que aún no hay una fecha concreta para dicho encuentro.

En cualquier caso, ya a comienzos de mes, Alberto Máximo Pérez Calero reconocía que sería "muy difícil" que pueda celebrarse la Cabalgata de Reyes, empeorando desde entonces la expansión de la pandemia.