25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 7 de noviembre de 2010

    La dirección y el comité de Aussa abordan el ERE de nuevo este lunes

    SEVILLA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La dirección y el comité de empresa de Aparcamientos Urbanos de Sevilla S.A. (Aussa), participada en un 51 por ciento por la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) y adjudicataria del servicio de grúa de la capital andaluza, retoman este lunes las conversaciones emprendidas a cuenta del expediente de regulación de empleo (ERE) temporal promovido por la directiva. Las partes se reunirán de nuevo ante el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), después de que en el último encuentro la empresa mantuviese los términos del ERE.

    El presidente comité de empresa de Aussa, Carlos Ortiz (UGT), ha informado a Europa Press de que este nuevo encuentro surge después de que el viernes pasado concluyese sin avances la reunión celebrada bajo los auspicios del Sercla. En aquel encuentro, la empresa mantuvo nuevamente los términos del ERE, que como ya se ha informado, contemplan una reducción al 50 por ciento de la jornada de trabajo de aproximadamente 40 empleados que alternarían una semana de trabajo con otra de paro, todo ello durante un año y por motivos económicos.

    Así las cosas, ambas partes habían acordado celebrar un nuevo y quizá último encuentro a las 13,00 horas de este lunes, agotando así el periodo de consultas que rodea a este expediente de regulación de empleo. La directiva promueve este expediente de regulación de empleo precisamente cuando el último pleno del Ayuntamiento hispalense aprobaba, definitivamente, una ordenanza relativa a la inmovilización, retirada y depósito de vehículos mediante medios telemáticos pese a la oposición de los trabajadores de dicha empresa.

    Un informe emitido en diciembre de 2009 por el secretario general del Ayuntamiento hispalense, Luis Enrique Flores, sobre el sistema de retirada telemática de vehículos promovido por el Consistorio para las actuaciones de Aussa en su explotación del servicio municipal de grúa, advertía no obstante de que a los conductores de las grúas no se les puede atribuir "una función interpretativa de las normas de tráfico porque, de hecho, no le "corresponde". Sin embargo, admitía la implantación de este método a través de una ordenanza municipal que convirtiera a los conductores en "colaboradores" de la Policía Local mediante un "análisis previo" de las relaciones de la empresa concesionaria con Tussam, su accionista mayoritario.

    Sobre este sistema promovido por el Gobierno municipal para el servicio de grúas, el pasado 3 de diciembre de 2009, el secretario general del Ayuntamiento evacuaba un informe en el que recordaba que había dado su visto bueno a la "viabilidad jurídica" de implantación de este método por lo que a las zonas de estacionamiento limitado (zona azul) se refiere. No obstante, Luis Enrique Flores advertía en este informe recogido por Europa Press que, "fuera de los casos de zonas reservadas al estacionamiento limitado", la retirada de un vehículo indebidamente estacionado "requiere de un juicio de valor o una apreciación personal" y "esa función entendemos que no puede corresponder al operario de la grúa", sobre todo porque Aussa opera este servicio merced a un "contrato" adjudicado por Tussam, cuyo accionista único, a su vez, es el Ayuntamiento hispalense.

    Sin embargo, el secretario general del Consistorio admitía que "la única posibilidad que podría estudiarse" pasaba por una ordenanza municipal que estableciese el carácter de "colaboradores" de la Policía Local por lo que a los conductores de Aussa respecta, todo ello mediante un "análisis previo de la relación Aussa-Tussam". La plantilla de Aussa, en ese sentido, rechaza también la aplicación de este sistema al entender que los conductores quedan en una indefensión física y jurídica a la hora de realizar su trabajo.