23 de febrero de 2019
1 de febrero de 2019

El dolmen de Matarrubilla recupera su iluminación tras el robo de 2009 con un nuevo sistema de 20 focos LED

La nueva iluminación instalada por la Fundación Endesa se alimenta por baterías portátiles y está diseñada para realzar el monumento

El dolmen de Matarrubilla recupera su iluminación tras el robo de 2009 con un nuevo sistema de 20 focos LED
AYUNTAMIENTO

VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN (SEVILLA), 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El dolmen Matarrubilla, legado de Edad del Cobre y enclavado en Valencina de la Concepción (Sevilla), ha estrenado este viernes un nuevo sistema de iluminación de su corredor y su cámara circular con 20 puntos de luz de tecnología LED preparados para resistir la humedad del 80 por ciento del interior del monumento, que carecía de iluminación fija desde que a mediados de octubre de 2009 un robo se saldase con la desaparición de los equipos energéticos instalados junto al enclave.

El primer encendido de la nueva iluminación artística del interior del dolmen de Matarrubilla ha estado encabezada por el alcalde de Valencina de la Concepción, Antonio Suárez; el delegado territorial en funciones de la Consejería de Cultura en Sevilla, José Manuel Girela; el director territorial de relaciones institucionales de Endesa, Rafael Sánchez; y la coordinadora de la Fundación Endesa en el territorio, Marta Tobías, pues la actuación ha sido acometida por la Fundación Endesa.

Después de que en octubre de 2009 este dolmen descubierto en 1917 sufriese el robo de las placas fotovoltaicas y la instalación de electricidad con las que estaba equipado para su iluminación interior, el nuevo sistema de alumbrado artístico instalado por la Fundación Endesa se alimenta por baterías portátiles recargables de litio de alta capacidad de descarga.

En total, el nuevo sistema de iluminación del dolmen cuenta con 20 puntos de luz de tecnología LED, ocho en la galería, cinco en la cámara y otros siete adicionales en la mencionada galería, destinados estos últimos a cubrir las necesidades de investigación y mantenimiento del enclave y por tanto de uso discriminado.

Los nuevos puntos de luz, según Endesa, cuentan con una potencia instalada de 3,1 kilovatios, equivalente al consumo de un par de radiadores de aceite, ofreciendo una luz de tonalidad cálida para no perjudicar el patrimonio arqueológico e implicando un ahorro del 70 por ciento en el consumo energético respecto a una instalación convencional. Además, el sistema está adaptado para soportar la humedad de hasta el 80 por ciento del interior del dolmen.

En el plano artístico, al tratarse de un espacio singular con un largo corredor que culmina en una cámara circular, se han aplicado distintas técnicas de realce a través de la luz, para destacar los detalles del megalito, declarado bien de interés cultural (BIC).

La Fundación Endesa, así, ha manifestado que esta actuación refleja su "compromiso con la cultura en Andalucía", exponiendo que en la provincia de Sevilla acumula 127 intervenciones, como las iluminaciones de la iglesia de la Santa Caridad, del templo de la Magdalena o del conjunto monumental de San Luis de los Franceses, en plena capital andaluza.

Contador

Lo más leído en Andalucía