26 de mayo de 2019
6 de enero de 2010

La economía sumergida alcanza el 50% en el sector textil en Andalucía, según CCOO-A

SEVILLA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CCOO en Andalucía advirtió hoy de que la economía sumergida en el sector textil se ha incrementado del 30 por ciento hasta el 50 por ciento en la Comunidad, como consecuencia de la crisis y de la influencia de distintas circunstancias como el incremento de las importaciones, los precios o las directivas europeas.

En declaraciones a Europa Press, el secretario de Organización de la Federación de Industrias Textil-Piel, Químicas y Afines (Fiteqa) de CCOO-A, Juan Antonio Florido, explicó que esta situación conlleva la "desaparición en gran medida" de las empresas regladas y advirtió de que se continúa "destruyendo y perdiendo empleo" en 2009, cuando se redujeron a la mitad las firmas textiles andaluzas.

Recordó que el desarrollo del plan nacional contó con una adhesión de empresas en Andalucía "insignificante", ya que finalmente no se incorporaron más de tres firmas regionales, "ya que muchas prefieren cerrar antes que acogerse". Así, precisó que la crisis está agravando la situación de un sector que ya estaba viéndose afectado por las importaciones, los precios del textil y las distintas normativas europeas.

"Antes los productos que llegaban a España eran en parte de una calidad lamentable, pero ahora cuentan con un mayor valor añadido, lo que hace cada vez más difícil la situación del sector", añadió Florido. Además, indicó que la "paralización" de los créditos bancarios "hacen que se corte el desarrollo de las empresas, ya que los acreedores están exigiendo pagos al contado, mientras que el empresario cobra en 30, 60 o 90 días".

Además, subrayó que la solución del sector pasa por la innovación y por apostar por el desarrollo de artículos "con menos competencia", además de conseguir que se abra el crédito a las pymes y la puesta en marcha de medidas para procurar el agrupamiento de las empresas textiles para que sean "más competitivas".

UNOS 2.000 EMPLEOS PERDIDOS

En cuanto a la situación del algodón andaluz, CCOO-A estimó la pérdida de unos 2.000 empleos directos e indirectos en 2009, quedando tan sólo una treintena de fijos y unos 200 directos en campaña.

"Supone una pérdida tremenda de empleo ante las directrices de la Comunidad Europea (CE), a pesar de que se ha peleado desde España para evitarlo", afirmó Florido, quien lamentó que "no es fácil" recolocar a las personas que han trabajado en las desmotadoras, "debido a que existe actualmente una gran dificultad en el campo y en la construcción y hay así poco margen de maniobra".

Por último, apuntó que en la Comunidad quedaron en 2009 siete de la treintena de desmotadoras existentes, aunque aclaró que las empresas y las asociaciones se encuentra negociando con la Junta de Andalucía la reestructuración del sector con el objetivo de definir la cifra final, que aún no está "cerrada".