4 de marzo de 2021
31 de enero de 2014

Empresas forestales andaluzas, conformes con el plan de racionalización de la Agencia Pública de Medio Ambiente

SEVILLA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las empresas forestales andaluzas quieren mostrar su apoyo a la decisión del Gobierno andaluz de reestructurar las actuales condiciones laborales de la plantilla de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (Amaya), dentro del proceso de racionalización de la Administración andaluza avalado por la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Ante las críticas vertidas por las secciones sindicales de la Amaya hacia la actividad empresarial privada, la patronal forestal andaluza ha querido recordar, en una nota, que las empresas del sector llevan "más de cinco años adaptando sus estructuras a la actual situación de crisis, lo que les ha obligado a elevar su nivel de endeudamiento, recortar sus plantillas, intentar abrir mercado fuera de España e, incluso, al cierre de un número importante de empresas".

Teniendo en cuenta los ajustes que se están realizando en todos los sectores productivos y de actividad considera que es necesario gestionar de la mejor forma posible el presupuesto disponible en la actualidad para el mantenimiento y conservación de nuestras masas forestales, incluido el dispositivo del Plan Infoca.

Así, recuerda que la ampliación de este dispositivo de seis a doce meses vino tras una reclamación sindical en épocas de mayor bonanza económica con la que las empresas forestales privadas nunca estuvieron de acuerdo, pues de los doce meses de actividad del Infoca, los seis meses dedicados a labores de prevención pueden ser perfectamente ejecutados por el sector privado, como así venía siendo desde los años 90.

Empresas forestales andaluces aseguran que el mejor sistema de racionalización de la inversión pública es a través de la licitación por la administración para una ejecución más eficiente por parte del sector privado, todo ello controlado y fiscalizado por funcionarios de carrera.

Esta organización quiere recordar que "una empresa pública nunca debe ocupar parcelas de actividad donde exista el sector privado, dejando su actuación únicamente en aquellas áreas en las que no esté asegurado dicho servicio".

En todo caso, valoran la profesionalidad de todos los componentes del dispositivo Infoca y de su eficacia, pero ve necesaria una adecuación del mismo, tanto en dimensión como en plantilla, a los actuales tiempos de crisis.

Además, cree necesaria la apertura de un debate entre la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, la Amaya y el sector empresarial privado por el que se consensúe un nuevo modelo que permita mantener los actuales resultados en la prevención y extinción de incendios, con una mejor gestión de los recursos disponibles.

Como propuesta, las empresas forestales andaluzas estarían dispuestas a asumir las plantillas del Infoca excedentarias de la Amaya en los meses de inactividad para realizar labores preventivas en los montes.

Para leer más