2 de abril de 2020
8 de febrero de 2020

Un encuentro de la Iglesia contra el paro en Sevilla aboga por promover una alternativa al sistema económico

Un encuentro de la Iglesia contra el paro en Sevilla aboga por promover una alternativa al sistema económico
XII encuentro diocesano de la Acción Conjunta contra el Paro (ACCP) - CÁRITAS SEVILLA

SEVILLA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Seminario Metropolitano de Sevilla ha acogido en la mañana de este sábado el XII encuentro diocesano de la Acción Conjunta contra el Paro (ACCP) bajo el lema 'Economía de Francisco. Desempleo, precariedad, víctimas y solidaridad', al que han acudido alrededor de 80 personas y en el que se ha abogado por "promover una alternativa al sistema económico".

El delegado Diocesano de Migraciones, Salvador Diánez, ha comenzado este encuentro con una oración y ha dado paso a Antonio Muñoz, miembro de la ACCP, que ha presentado la memoria de actividades de esta iniciativa eclesial en su andadura durante los últimos cinco años.

Tras esto, el encuentro ha contado con la participación de Pedro José Gómez Serrano, profesor en la Universidad Complutense y miembro del equipo de la Fundación Foessa de Cáritas. Su intervención ha girado entorno a "la urgencia por promover una alternativa al sistema económico que vivimos, en el que prima únicamente el beneficio económico", según ha informado en un comunicado Cáritas.

Se trata de una cuestión que ha llevado al mismo Papa Francisco a convocar del 26 al 28 de marzo un encuentro a nivel mundial, para buscar "una economía diferente, que haga vivir y no mate, incluya y no excluya, humanice y no deshumanice, cuide de la creación y no la deprede".

Así, Gómez Serrano ha dado "las ideas clave sobre esta 'Economía de Francisco', que da continuidad y avance a lo que ya promovieron papas anteriores en encíclicas como Popularum progressio, de Pablo VI, Laboren exercens, de Juan Pablo II o Caritas in veritate de Benedicto XVI".

De esta forma, la 'Economía de Francisco' tiene dos ejes fundamentales. En primer lugar, "la denuncia de una economía que mata, más de 2.100 millones de personas en el mundo viven con entre un euro y medio y tres al día", que "ciertamente, mata y excluye", ha afirmado el profesor de la Complutense. Además, ha asegurado que "devasta la tierra que habitamos y produce indiferencia en quien, aparentemente, no lo padece".

"Si vivimos en una sociedad que mira hacia otro lado, el problema irá a más, no podremos hacer un mundo diferente con gente indiferente", ha lamentado.

En segundo lugar, la propuesta de una economía que ponga en el centro de su interés a la propia persona y que cambie la práctica del "cuanto más mejor" por la pregunta "¿cuánto es suficiente?". Es la premisa de la suficiencia, de forma que permita subir a los que están por debajo y bajar a los que se posicionan arriba, ha explicado Cáritas.

En relación a esto, Gómez Serrano ha recordado las palabras de Gandhi "vive de forma sencilla para que otros sencillamente puedan vivir", que resume la propuesta del Papa.

Como fin de su intervención, Pedro José ha remarcado, con palabras del Papa Francisco, que como cristianos "estamos llamados a responder ante esta situación, a revisar nuestros esquemas mentales y morales que puedan dar más conformidad con los mandamientos de Dios y a las exigencias del bien común" y que la Iglesia "ocupa un lugar fundamental cuyo papel es fabricar personas que promuevan estos principios fomentando un estilo de vida que no esté obsesionado por el dinero".

Después de un breve descaso, ha habido un tiempo de diálogo con los asistentes sobre las alternativas que "propone una economía inclusiva y solidaria".

El encuentro ha finalizado con la lectura de un comunicado en el que la ACCP se suma al llamamiento del Papa afirmando que "la Iglesia se siente llamada no solo a denunciar los males que causa una economía que olvida a la persona, sino también a proponer nuevos valores que hagan posible que todos puedan acceder a los bienes y derechos que hacen posible una vida digna".

A su vez, ha abogado por que "no podemos olvidar a todas esas personas que se han ido quedando en el camino o no han conseguido remontar tras la crisis". Según el Informe Foessa de Cáritas, en Andalucía "hay un millón y medio de personas que se encuentran en situación de exclusión, 700.000 de ellas, en situación de exclusión social grave".

Además, Cáritas ha agregado que estas personas se ven afectadas sobre todo por carecer de empleo o tener un empleo en condiciones de precariedad y ha apuntado a que 2019 "cerró sus cifras en Andalucía con tan solo 10.500 parados menos".

La Acción Conjunta contra el Paro, iniciativa de la Iglesia de Sevilla, lleva cinco años trabajando en la concienciación "sobre un modelo que ponga en el centro a la persona por encima de intereses económicos, cuidando su dignidad a través de unas condiciones laborales y un salario dignos, además de dar a conocer iniciativas de economía solidaria que cuiden el planeta que habitamos y promuevan la creación de trabajo decente".