15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 14 de enero de 2009

    Enfermeros estiman que en febrero entrará en el Congreso la iniciativa legislativa para modificar la Ley del Medicamento

    SEVILLA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Consejo General de Colegios de Enfermería de España, Máximo González Jurado, estimó hoy que "para el próximo mes de febrero" pueda entrar a debate en el Congreso de los Diputados la iniciativa legislativa que modificará el artículo 77.1 de la Ley del Medicamento, que establece que los médicos y los odontólogos son los únicos agentes con capacidad para prescribir fármacos, en el sentido de que permita la denominada prescripción enfermera.

    En rueda de prensa en Sevilla para valorar el proyecto del Decreto andaluz que permitirá a los enfermeros andaluces prescribir especialidades farmacéuticas publicitarias (EFP), esto es, fármacos no sujetos a prescripción médica, González Jurado recordó que tanto el ministro de Sanidad, Bernat Soria, como los grupos parlamentarios en el Congreso, "ya nos han mostrado su apoyo" a esta nueva capacidad competencial, que, por otra parte, "ya venimos desempeñando en la práctica clínica diaria, aunque sin una seguridad jurídica".

    De esta forma, confió que para febrero pueda entrar en el Congreso la citada modificación de la norma estatal, extremo que, por otra parte, permitiría que el decreto andaluz no entre en colisión con una Ley del Medicamento, básica y de rango superior.

    No obstante, el Gobierno andaluz esgrime a la hora de aprobar un decreto de estas características que la disposición adicional duodécima de la Ley nacional del Medicamento recoge la capacidad para "adoptar medidas que faciliten la labor de los profesionales sanitarios que, conforme a esta Ley, no pueden prescribir medicamentos". En la misma línea, el colectivo enfermero se apoya en la Ley de Cohesión Sanitaria y en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias.

    Al margen de que el Decreto andaluz se apruebe o no antes de que la modificación de la Ley estatal se ratifique en el Congreso, teniendo en cuenta el hecho de que la Administración autonómica estima que para la próxima primavera esté aprobada su norma, González Jurado señaló que los enfermeros andaluces serán los primeros en España que podrán contar con un respaldo legal para prescribir medicamentos y productos sanitarios, con cargo a las arcas del sistema sanitario público de Andalucía (SSPA).

    En este sentido, el máximo responsable de la entidad colegial destacó, tal y como ya viene sosteniendo en distintos foros, que el decreto andaluz otorgará legalidad "a cientos de intervenciones enfermeras que diariamente se llevan a cabo sin el amparo de la Ley".

    Así, y a modo de ejemplo, admitió que el referido artículo de la Ley del Medicamento provoca que la enfermería española incurra en una ilegalidad, tipificada en el ordenamiento jurídico como supuesto delito de intrusismo profesional, "cada vez que curan una herida o una úlcera, dan un analgésico a un paciente encamado o ponen la vacuna de la gripe sin indicación médica individualizada", entre otros actos.

    De hecho, aludió a un estudio que los propios colegios de enfermería llevaron a cabo en 2007, en el que se revelaba que los enfermeros españoles prescriben diariamente "más de 200 medicamentos en 170 intervenciones clínicas y asistenciales, con el conocimiento y la total connivencia del sistema sanitario".

    MONTANTE ECONÓMICO CON CARGO AL GASTO PÚBLICO

    Preguntado, por otra parte, sobre el montante económico que supondrá la prescripción enfermera al erario público, indicó que el impacto será "mínimo". Así, aludió al caso de Gran Bretaña, uno de los países con mayor tradición en este ámbito, del que dijo "sólo el 1 por ciento del total de su gasto farmacéutico se deriva de la prescripción enfermera".

    Además el proyecto de decreto andaluz recoge la obligación, tal y como ya avanzó Europa Press, de que el colectivo enfermero recete fármacos por principio activo, lo que conlleva que el paciente reciba en la farmacia el medicamento disponible más barato, independientemente de si es una marca o un genérico.

    La obligatoriedad de prescribir por principio activo tiene como finalidad principal controlar el gasto en farmacia, una estrategia que la Administración sanitaria andaluza viene empleando en los últimos años y que ya le ha reportado un importante ahorro en las arcas sanitarias.

    AUMENTO RETRIBUTIVO POR NUEVA CAPACIDAD COMPETENCIAL

    De hecho, desde finales del año 2001 se ha convertido en una práctica habitual en Andalucía, hasta el punto de que, en la actualidad, el 76,4 por ciento del total de recetas prescritas lo son por principio activo, permitiendo un ahorro al sistema sanitario público andaluz de 245,1 millones de euros.

    Preguntado también acerca de si la nueva capacidad competencial del enfermero debería ir acompañada de un aumento retributivo, opinó que, en un principio, "no". En este punto, insistió que el objeto es dar un respaldo jurídico a estos actos, de los que reiteró "ya se vienen realizando a diario", en referencia a que no supondría un previsible aumento de las cargas de trabajo.