22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 14 de noviembre de 2014

    La Escuela Andaluza de Salud Pública y Novartis organizan la V edición de la Jornada de Gestión Sanitaria

    MADRID/SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La participación de los profesionales sanitarios puede ayudar a una mejor identificación de estos con los objetivos de sus unidades y de su centro, ha señalado el profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) y coordinador de las jornadas Joan Carles March durante la quinta edición de la Jornada de Gestión Sanitaria, organizada por la EASP, con la colaboración de Novartis.

    El escenario actual en el que se desarrolla la atención sanitaria en el Sistema Sanitario Público de Andalucía está basado en el nuevo modelo organizativo en Unidades de Gestión Clínica (UGC), que "traslada a los profesionales niveles progresivos de autonomía en su trabajo y, paralelamente, un mayor grado de corresponsabilidad con los objetivos institucionales en un marco de descentralización", ha comentado el doctor.

    En este sentido, ha indicado que es intención de la Dirección-Gerencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS) "impulsar y mejorar" la participación de los directores de las Unidades de Gestión Clínica en la toma de decisiones que afectan a los centros en su conjunto y "no sólo en el ámbito de su unidad clínica", ha matizado.

    ORGANIZACIONES CON MUCHA PARTICIPACIÓN, CON MEJORES RESULTADOS

    Por su parte, el consultor y editor del blog 'Avances en Gestión Clínica', Jordi Varela, ha destacado en su ponencia la importancia de la "implicación de los profesionales de forma global a todos los niveles". Las organizaciones bien gobernadas con niveles altos de participación obtienen "mejores resultados de calidad y de eficiencia", ya que "se aporta solidez y credibilidad", además de "la oportunidad de realizar reformas estructurales fundamentadas en el pensamiento clínico y en prácticas médicas de valor", ha remarcado.

    Así, establecer estrategias consolidadas que hagan partícipes a los equipos de un proyecto común "permite mejorar los resultados en salud", han asegurado durante el encuentro. En este sentido, Varela ha añadido que para mejorar la gestión clínica "se debería trabajar en dos líneas: dirección médica participativa y promoción de gestores clínicos con responsabilidades organizativas en todos los ámbitos donde sea recomendable".

    Por último, March ha concluido que "Andalucía ha dado un paso adelante" ya que en algunos centros sanitarios, tanto de Atención Primaria como hospitales, se ha iniciado un proceso de elección de coordinadores asistenciales por parte de los directores de las Unidades de Gestión Clínica de sus centros, conformándose una Comisión Permanente de Gestión Clínica del Centro y asimismo, una Comisión de Directores de Unidades de Gestión Clínica.

    Para leer más