1 de abril de 2020
11 de noviembre de 2014

Escuelas Católicas pide un gran Pacto por la Educación en Andalucía que "permita asegurar el futuro de nuestros jóvenes"

Los colegios concertados piden a PP y PSOE que "dejen de usar como arma arrojadiza" a este sector, fundamental para salir de la crisis

Escuelas Católicas pide un gran Pacto por la Educación en Andalucía que "permita asegurar el futuro de nuestros jóvenes"
EUROPA PRESS/ECA

SEVILLA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario autonómico de Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) --organización patronal que aglutina a la mayoría de los titulares de los centros educativos católicos de la comunidad andaluza--, Carlos Ruiz ha reclamado este martes en Sevilla la puesta en marcha de un gran Pacto por la Educación en Andalucía "que permita asegurar el futuro de nuestros jóvenes y la salida a una crisis que dura ya siete años y de la que no vamos a escapar si no ponemos unas bases reales para el futuro".

En un comunicado Ruiz ha subrayado la situación de deterioro de la clase política en general, "fruto de la corrupción con la que todos los días nos despertamos, que va socavando los cimientos de unos valores imprescindibles en nuestro sistema democrático", por lo que ha insistido en que "es un imperativo para que haya un acercamiento real, sincero y que no admite demora entre los grandes partidos".

En ese sentido, ha pedido "diálogo y sentido común" a ambas administraciones públicas, Gobierno central y Junta de Andalucía, "para evitar que sus batallas políticas se diriman en las aulas andaluzas, donde la verdadera guerra se debe librar contra los malos resultados que ofrece la región en los informes PISA o en el fracaso escolar. Todo lo demás es crear nuevos problemas en lugar de ofrecer soluciones, que es lo que necesitan los ciudadanos en estos momentos para salir de la crisis".

En este sentido, Ruiz ha mostrado su "perplejidad" porque la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, haya cumplido más de un año en el cargo sin haberse dignado a recibir a este colectivo, que supone un 20 por ciento del sistema educativo en la comunidad. "Nosotros también creemos, valoramos y defendemos la educación pública, pero eso no debe suponer arrinconar a los colegios concertados y despreciar a miles de familias que en esta comunidad optan libremente por este tipo de enseñanza por su indiscutible calidad y por la transmisión de unos valores humanos y cristianos", ha señalado el responsable de ECA.

Aún más significativo es que tampoco lo haya hecho su consejero de Educación, Luciano Alonso, que "parece desbordado por los innumerables problemas, entre los que cabe destacar la investigación judicial de los cursos de formación en su nuevo macro-departamento de Educación, Cultura y Deporte. Resulta extraño que aún no haya encontrado cinco minutos para recibir a un sector tan significativo y con un gran respaldo social. Nunca, hasta este momento, por parte de lo anteriores consejeros de Educación, se había dado esta ausencia de diálogo".

"Desgraciadamente, la situación tan crítica, en la que la corrupción no es una excepción, que se está viviendo a nivel político ha hecho que la Educación deje de ser la prioridad, en contra de lo que reiteradamente ha dicho Susana Díaz, para esta Consejería, de la que depende buena parte del futuro de Andalucía".

Por otra parte, ha criticado que el curso haya comenzado marcado por la aprobación y aplicación precipitada de la Lomce, también conocida como Ley Wert, que ha nacido sin consenso y "con los días contados, ya que el resto de grupos políticos en el Parlamento tienen acordado cambiarla en cuanto el PP no tenga la actual mayoría absoluta". Además, ha criticado que el PP andaluz "siga desaparecido y tampoco esté mostrando interés alguno por éste sector en Andalucía que merece el futuro de nuestros jóvenes".

En ese sentido, ha denunciado la "instrumentalización política que por ambas partes, en no pocas ocasiones, se hace del sistema educativo" y ha reclamado un gran Pacto por la Educación en Andalucía que implique tanto a los principales partidos políticos como a los agentes de la comunidad educativa. Se trataría de un Pacto basado en tres grandes pilares: la calidad educativa, que evite los malos resultados de la enseñanza en Andalucía; la estabilidad, que impida los actuales vaivenes legislativos; y los valores, que destierren la corrupción como vía de enriquecimiento en nuestra sociedad".

El responsable de ECA ha insistido en que el consenso necesario para poner en marcha una verdadera política de Estado de Educación brilla por su ausencia. "Mientras, va creciendo una generación de jóvenes absolutamente desapegados de las instituciones y cada vez con menos fe en sus representantes democráticamente elegidos. El derrumbe de los partidos tradicionales frente a propuestas populistas se abre paso en toda Europa, incluida ahora España".

ECA insta a uno y otro partido a "que vuelvan al espíritu de algunos de sus exministros, como la popular Pilar del Castillo y el socialista Ángel Gabilondo; que se recupere el diálogo sincero y franco, como base para dar una estabilidad que tanto necesita el sistema educativo". "Pensemos más en sumar, en comenzar y en potenciar lo que nos une, que es mucho, que en lo que nos puede separar. Ya vamos tarde. Por ello, no comenzar cuanto antes un proceso de diálogo puede ser una manifestación de irresponsabilidad política de graves consecuencias para todos, particularmente para las nuevas generaciones", ha subrayado Ruiz. Andalucía, por su significatividad a nivel nacional, debe ser pionera y promotora por algo que es vital en los tiempos en que vivimos.

Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) es la patronal mayoritaria que aglutina a los titulares de los centros educativos católicos de la comunidad andaluza. En esta región ECA cuenta con 400 colegios distribuidos por toda nuestra geografía, con unos 225.000 alumnos y más de 16.000 profesionales.

Para leer más