22 de mayo de 2019
  • Martes, 21 de Mayo
  • 23 de mayo de 2014

    Espadas aplaude la "rectificación" de las salas y cines y pide lo mismo para el parking de la Alameda

    SEVILLA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz socialista del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, ha aplaudido este viernes que el Gobierno municipal del PP haya resuelto finalmente "excluir" a los cines Apolo, la antigua Sala X de la calle Trajano, el antiguo cine Llorens, las salas Imperial y Pathé y el teatro Álvarez Quintero, de la modificación puntual del planeamiento urbano que sí retirará a los cines Alameda, Avenida y Cervantes, la calificación de Suelo de Interés Público y Social (SIPS).

    "El Ayuntamiento, de nuevo, acierta cuando rectifica. El Gobierno municipal se había empecinado, injustificadamente, en cambiar la calificación de estas salas y cines para que admitiesen usos residenciales, lo que podría abrir la puerta a operaciones de especulación urbanística", ha dicho Espadas a Europa Press rememorando que las sentencias en las que se basaba el Consistorio para este "cambio de calificación con carácter general" afectaban exclusivamente a los cines Alameda, Avenida y Cervantes.

    "El Ayuntamiento era sordo a nuestras propuestas, pero al menos ahora ha rectificado", ha dicho Espadas defendiendo que el giro de este caso prueba que "un modelo de oposición útil es rentable para la ciudadanía y al final da sus frutos", porque las citadas salas y teatros del centro histórico conservarán finalmente su calificación.

    Espadas, así, aplaude esta "rectificación" y pide que el Ayuntamiento hispalense, gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP), "rectifique también" en su propósito de eliminar del planeamiento urbano la prohibición de construir aparcamientos subterráneos en el recinto intramuros del Conjunto Histórico Artístico, aspecto íntimamente ligado a la idea de construir un aparcamiento soterrado en la Alameda de Hércules. "Es el mismo error. De nuevo la idea del modelo especulativo", dice Espadas rememorando que las pretensiones de construir un aparcamiento subterráneo en el bulevar de la Alameda ha sobrevolado cíclicamente la vida civil hispalense. En ese sentido, ha mostrado su convicción de el proyecto no prosperará.

    Hablamos, en concreto, de un informe técnico elaborado por la Gerencia de Urbanismo con relación a ocho de las 17 modificaciones incluidas en el gran paquete de 17 modificaciones puntuales del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), conocido como documento de modificaciones puntuales '02'. El informe en cuestión, en ese sentido, no aborda las polémicas modificaciones de planeamiento urbano correspondientes a la antigua comisaría de la Gavidia y la prohibición de construir aparcamientos rotatorios en el recinto intramuros del conjunto histórico de la ciudad. El informe, por contra, responde a las observaciones de la Delegación territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, sobre otras ocho modificaciones del planeamiento urbano.

    EL CONFLICTO DE LOS CINES

    Una de las operaciones que sí trata el informe, recogido por Europa Press, es la modificación puntual destinada a devolver a los cines Apolo, la antigua Sala X de la calle Trajano, el antiguo cine Llorens, las salas Imperial y Pathé y el teatro Álvarez Quintero, actualmente declaradas suelo de interés público y social, la mera calificación de centro Histórico con carácter genérico que les atribuía el planeamiento urbano de 1987. El Ayuntamiento promovía esta modificación puntual del planeamiento ante tres sentencias del Tribunal Supremo que anulan la calificación de SIPS que regía en el PGOU de 2006 para los cines Alameda, Avenida y Cervantes, todo ello como consecuencia de las acciones judiciales emprendidas por los dueños de tales fincas.

    De cualquier modo, el mencionado informe del Servicio de Planeamiento de la Gerencia de Urbanismo expone que "se excluyen de la modificación" denominada "cambio de calificación de los cines y teatros situados en el centro histórico de SIPS a centro histórico, en acatamiento de diversas sentencias, (...), aquellas modificaciones que no son consecuencia de sentencias judiciales", con lo que el documento cita expresamente a los cines Apolo, la antigua Sala X de la calle Trajano, el antiguo cine Llorens, las salas Imperial y Pathé y el teatro Álvarez Quintero.