16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 13 de agosto de 2018

    Espadas lamenta el "desgraciado incidente" del Alcázar y defiende que "no era previsible" que la rama cayese

    Espadas lamenta el "desgraciado incidente" del Alcázar y defiende que "no era previsible" que la rama cayese
    EUROPA PRESS - ARCHIVO

    SEVILLA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha lamentado este lunes la reciente muerte del varón de 74 años herido de gravedad el pasado 16 de mayo, al caer sobre él una rama de gran porte cuando paseaba por el patio del León del Real Alcázar en el marco de una visita promovida desde el distrito Macarena. Al respecto, ha recordado que el ejemplar de palo borracho del que cayó la citada rama había sido revisado poco antes, con lo que no era "previsible" que surgiese este "desgraciado incidente".

    En declaraciones a los medios de comunicación, Juan Espadas ha insistido en la idea de que el ejemplar de palo borracho del patio del León del cual se desprendió la citada rama, afectando a un total de ocho personas, una de las cuales fallecía recientemente, había sido "revisado" unas dos semanas antes del siniestro, dado que como el resto del arbolado del conjunto palaciego de los Reales Alcázares, cuenta con su correspondiente mantenimiento a manos del "personal propio" del monumento.

    En ese sentido, y mientras el PP ha reclamado la dimisión del concejal de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, y Cs solicita una comisión de investigación, Espadas ha defendido que el Gobierno local socialista ha actuado con "toda transparencia", informando del accidente en el patronato del Real Alcázar, órgano gestor del recinto palaciego.

    Así, y después de que el director general de Medio Ambiente, Parques y Jardines del Ayuntamiento, Adolfo Fernández, defendiese ya en su momento que el accidente había sido "fortuito", pues el árbol había sido revisado unas dos semanas antes y la rama siniestrada no estaba afectada por "pudriciones", el alcalde ha reiterado la citada revisión previa del ejemplar y ha manifestado que el accidente no era "previsible".

    Por eso, y con relación a las críticas y exigencias de los grupos de oposición, ha reclamado "rigor y seriedad" a la hora de abordar todo lo relativo a este accidente, en el que además resultaron heridas otras siete personas, una de ellas la propia esposa de la víctima mortal.