20 de abril de 2019
  • Viernes, 19 de Abril
  • 31 de julio de 2010

    Expertas exponen a los alumnos de los múltiples usos de la arqueología

    CARMONA (SEVILLA), 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Las arqueólogas del Ayuntamiento de Carmona (Sevilla), Trinidad Gómez y Rocío Anglada, han expuesto durante esta semana a los alumnos de los cursos de verano que la Universidad Pablo de Olavide (UPO) organiza en la localidad los múltiples usos que tiene la arqueología ya que, a través de ella, "conocemos nuestra historia".

    Durante el encuentro titulado 'La arqueología municipal: experiencias, desarrollos y problemática', Gómez y Anglada aseguraron que la arqueología "no es simplemente una ciencia", sino que también es una "disciplina a través de la cual investigamos las distintas sociedades que nos han precedido".

    Los alumnos, en su mayoría contrariados por no entender el uso de la arqueología, debatieron largo y tendido acerca del uso que en este momento se hace de ella. Algunos defendieron la teoría que presentaron las arqueólogas, pero otros la cuestionaron por entender que "sobrevaloran muchos de los restos que se encuentran". Frente a ello, Gómez y Anglada expusieron que "lo importante no es la piedra que se encuentre, sino el contexto en el que aparece", que es el explica por sí solo el valor que tiene.

    Por otro lado, ambas arqueólogas destacaron lo importante "de conocer lo que ha habido antes para entender lo que hay ahora". "Sin lo de antes, no existiríamos en este momento", aseguró Rocío Anglada. Y es que según la arqueóloga sevillana, "el hecho de encontrar esa 'piedra' no significa que esa piedra vaya a ser la historia. Si se destruye y no se estudia, hoy no tendríamos nada", añadió.

    Por último, los alumnos del curso sobre arqueología se mostraron interesados en saber cómo se valora si un yacimiento debe ser estudiado y expuesto al público o no. Las arqueólogas sevillanas explicaron que para poder mostrar al público los restos que se hayan encontrado en un yacimiento, "es preciso hacer un estudio exhaustivo del mismo" para saber si realmente es interesante lo que allí hay, y "valorar también hasta qué punto es interesante".

    "Si es sumamente interesante y destaca en algo, se dejará abierto para el público, si por el contrario no lo es, se cubrirá para poder construir encima, pero siempre de forma que pueda ser visible en otros momentos", explicó Trinidad Gómez.