14 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

Las familias de las ancianas del barrio de Astilleros niegan su "abandono" y alegan que "quieren vivir allí"

SEVILLA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Jorge Mora, uno de los abogados de las siete mujeres que aún habitan el barrio de Astilleros, creado en la Punta del Verde hace décadas para albergar a las familias de los retenes de emergencia de la industria naval, celebró hoy que la Autoridad Portuaria de Sevilla haya paralizado provisionalmente el desalojo programado para el 8 de junio, al tiempo que negó que estas personas, seis de ellas ancianas entre las que se incluye su madre, vivan "abandonadas" en este lugar.

En declaraciones a Europa Press, Jorge Mora aplaudió que la Autoridad Portuaria, titular de los suelos en los que se alzan estas viviendas arrendadas décadas atrás por la antigua sociedad Astilleros Españoles S.A., haya resuelto paralizar el mencionado procedimiento de desahucio administrativo. El colectivo de mujeres, todas ellas viudas de antiguos trabajadores de la industria naval, había solicitado a la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), de hecho, la suspensión cautelar del desalojo.

No obstante, y ante las palabras del presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Fernández, Jorge Mora advirtió de que las seis ancianas y la mujer de aproximadamente 60 años que habitan estas viviendas merced a los contratos de renta antigua suscritos con Astilleros Españoles S.A., en proceso de liquidación desde 2005, no están "abandonadas por nadie".

"Nosotros no hemos abandonado a nadie, hay gente que vive aquí y considera que esta es su casa". En ese sentido, Mora puso como ejemplo a su propia madre, quien reside en el barrio de Astilleros "desde hace 56 años". "Ella no quiere irse, dice que esa es su casa y la tiene en perfecto estado", dijo en cuanto a su progenitora.