8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

La Fiscalía de Dos Hermanas traslada a los juzgados de Alcalá la denuncia de ACM

La Fiscalía de Dos Hermanas traslada a los juzgados de Alcalá la denuncia de ACM
EUROPA PRESS

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 29 May. (EUROPA PRESS) -

Después de que la Fiscalía del Tribunal Supremo (TS) devolviese a la Fiscalía de Dos Hermanas (Sevilla) las actuaciones correspondientes a la grabación sonora del contable de la ya extinta sociedad Comunicación Municipal (ACM), disuelta y liquidada en 2013 por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, la fiscal jefe de Dos Hermanas ha trasladado su denuncia al Juzgado Decano de Alcalá de Guadaíra para que se incoe "el correspondiente procedimiento judicial", según una notificación oficial de la fiscalía nazarena recogida por Europa Press.

Todo parte de una denuncia entregada el 19 de junio de 2013 por las fuerzas de oposición en la Fiscalía de Dos Hermanas relativa a los gastos de esta sociedad municipal entonces en periodo de liquidación. Dicha denuncia contendría una grabación en la que el contable de la sociedad hablaría de la supuesta financiación de gastos particulares y privados de todo tipo con cargo a las cuentas de la entidad, figurando el propio alcalde, el socialista Antonio Gutiérrez Limones, entre los beneficiarios de esta práctica según el testimonio del contable.

A través de un decreto emitido el pasado 23 de abril, la Fiscalía de Dos Hermanas había resuelto elevar las actuaciones a la Fiscalía del Supremo al tratarse del "órgano competente para su instrucción", toda vez que el alcalde alcalareño, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), goza como es sabido de la condición de aforado al ostentar un acta de senador por la comunidad autónoma de Andalucía.

Después, el Gobierno local socialista anunciaba que la Fiscalía del Tribunal Supremo había devuelto a la de Dos Hermanas las actuaciones, extremo del que los socialistas deducían que "no se ha encontrado indicios de delitos" y proclamaban que quedaba demostrada "la inocencia del alcalde y que algunos partidos políticos han empleado y manipulado el trabajo de instituciones del estado que no se deben utilizar para las luchas partidarias". El asunto, de cualquier modo, ha sido dirigido al Juzgado Decano de Alcalá de Guadaíra.