20 de octubre de 2019
2 de julio de 2014

El gobierno de Alcalá desmiente "insinuaciones" del PP sobre la "manipulación" de la plantilla municipal

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha considerado que el Partido Popular demuestra "su frivolidad y su política de mentiras" al considerar que la prescripción de 35 plazas de empleo público, ordenadas por la Subdelegación del Gobierno de España en Sevilla, responde a un intento por "manipular" la plantilla municipal. Los responsables del gobierno alcalareño, así, lo interpretan como "una nueva farsa política de los populares", desmintiendo sus "insinuaciones".

En una nota, el Consistorio ha explicado que cuando se anunció la convocatoria de las primeras cinco plazas tanto los sindicatos como los grupos políticos presentes en la mesa de negociación desconocían que desde la administración central se considerara la prescripción, no solo de éstas sino del conjunto de 30 puestos más que se iban a sacar a concurso de manera escalonada.

Por tanto, según los portavoces del gobierno alcalareño, "el PP miente y actúa de mala fe al no advertir en la mesa de negociación, si es que lo sabían, sobre lo que podría ocurrir, y ahora pavonearse públicamente sobre la continuidad de sus advertencias. No es lógico, por tanto, que quieran sacar rédito político a una situación que no solo se ha producido en Alcalá, sino que también se ha dado en la Diputación de Cádiz y en el Ayuntamiento de Huelva, en los que gobierna el PP".

Según la teniente de alcalde del gobierno municipal, Miriam Burgos, "Alcalá niega las insidias del Partido Popular sobre manipulación para contratar de manera interesada y asegura que la creación de empleo público se hará con todas las garantías de igualdad y neutralidad que marca la ley y de las que pretenden escapar los populares allí donde gobiernan".

En ultimo término, la responsable municipal considera que "quienes no creen en lo público, como el PP, tratan de ensuciar y enfangar cualquier procedimiento que, como en el caso de Alcalá, nadie podía imaginar que terminaría prescribiendo; ahora se trata de seguir adelante y buscar nuevas formulas y vías para cubrir las necesidades laborales de una administración como el Ayuntamiento, cuyos procedimiento siempre se han ajustado a las leyes".

A partir de esta situación, "el PP, de forma partidaria trata de confundir a los ciudadanos extendiendo el rumor de manipulación interesada, algo totalmente falso, alejado de la realidad y único recurso de una formación sin alternativas políticas ni trabajo riguroso y serio para la ciudad de Alcalá".

Para leer más