17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 21 de agosto de 2014

    El IAM recuerda la existencia del servicio de atención para mujeres que han sufrido abusos o agresiones sexuales

    SEVILLA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha subrayado este jueves que ante agresiones, abusos sexuales o cualquier otro tipo de violencia hacia las mujeres, la Junta de Andalucía "pone a disposición todos sus esfuerzos y recursos" para atender a las mujeres, que pueden pedir ayuda, asesoramiento e información a través del Teléfono de la Mujer (900 200 999).

    En una nota, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha recordado que el IAM también cuenta con un Servicio de Información Jurídica, Asistencia Legal y Atención Psicológica, que ofrece desde el año 2002 con asesoramiento, información y asistencia jurídica y psicológica especializada y gratuita a todas las mujeres que hayan sufrido una de las manifestaciones más brutales de la violencia de género.

    Dicho servicio, que trabaja de manera coordinada con el Servicio de Atención a Víctimas en Andalucía (SAVA), ha atendido durante el primer semestre de este año a un total de 711 mujeres víctimas de violencia sexual y/o abusos sexuales en Andalucía, 162 de ellas como nuevas atenciones y 549 en fase de seguimiento tras su ingreso en períodos anteriores.

    Desde el ámbito jurídico, el programa recoge asesoramiento legal, acompañamiento en la denuncia, asistencia letrada y acusación particular en los procedimientos penales, así como la solicitud de medidas de protección y la tramitación de ayudas públicas a las víctimas.

    En el área psicológica, el programa interviene en terapia individual y grupal, al tiempo que ofrece apoyo y orientación en la denuncia y durante todo el procedimiento judicial. Junto a ello, se presta asesoramiento a las familias para informar sobre las pautas a seguir con las víctimas.

    El IAM ha insistido en la importancia de la concienciación ciudadana ante las agresiones y los abusos sexuales, delitos contemplados en el Código Penal que atentan contra la libertad e indemnidad sexuales, y que suponen según la institución "un problema social por la magnitud de su alcance".

    Así, según la encuesta realizada por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE, una de cada diez mujeres europeas ha sufrido alguna vez agresión sexual, y una de cada 20 ha sido violada alguna vez en su vida, en muchos casos dentro del entorno más cercano. Por ello, el Instituto ha subrayado la necesidad de una "mayor implicación social" en el fomento de valores educativos basados en la igualdad, el respeto y la no agresión.

    El IAM ha incidido en que la libertad sexual "da derecho a decir no en cualquier momento y circunstancia", y ha recordado a las víctimas que "no deben sentirse culpables de una agresión o abuso", al tiempo que ha destacado que la denuncia "es un derecho y un deber que se debe ejercer". En este sentido, ha subrayado la importancia de "pedir ayuda", ya sea a través de un centro sanitario, un teléfono de ayuda (como el de Información a la Mujer, 900 200 999) o cualquier dependencia policial o judicial.

    Todo ello, en una semana en la que se ha producido la denuncia por la presunta violación de una joven de 20 años el pasado domingo en el recinto ferial de Cortijo de Torres de la capital malagueña, que este mismo miércoles ha sido archivada por la titular del Juzgado de Instrucción número 2.