19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 13 de agosto de 2019

    Investigadores de US aplican criterios de reducción de impacto medioambiental en el Teatro Romano de Itálica (Sevilla)

    Investigadores de US aplican criterios de reducción de impacto medioambiental en el Teatro Romano de Itálica (Sevilla)
    Teatro romano ItálicaUNIVERSIDAD DE SEVILLA

    SEVILLA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Investigadores de la Universidad de Sevilla (US) han presentado un trabajo en el que proponen que el análisis de ciclo de vida (ACV) esté presente desde el inicio en los proyectos de edificaciones patrimoniales y para demostrar la validez de este planteamiento, lo han aplicado para minimizar el impacto medioambiental de su actuación para acondicionar el teatro romano de Itálica de Sevilla como espacio escénico.

    Según ha informado la US en una nota, investigadores de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la US han publicado un estudio en que aplican la metodología de ACV al Teatro Romano de Itálica. En concreto, han desarrollado herramientas que vinculan ACV y software BIM para que se integren con facilidad los criterios de reducción de impacto medioambiental desde el momento en el que se inicia el diseño del proyecto.

    El profesor de la Universidad de Sevilla Juan Carlos Gómez de Cózar ha explicado que desde 2011 están realizando una intervención en el Teatro Romano de Itálica que permite "acondicionarlo como espacio escénico contemporáneo" para que pueda celebrarse el festival internacional de danza que organiza diputación provincial de Sevilla.

    El profesor ha señalado que "los elementos que se han diseñado y que vuelan unos 14 metros sobre el escenario para soportar el equipamiento electroacústico son totalmente reversibles y permiten que el teatro recupere su aspecto original cuando no hay representaciones". "Para el diseño de la solución final se utilizaron herramientas de ACV, que tal como se indica en el artículo, permitieron ajustar su configuración definitiva" ha comentado.

    Desde el grupo de Investigación TEP-130 'Arquitectura, patrimonio y sostenibilidad: acústica, iluminación, óptica y energía' ha argumentado que "las estrategias de reversibilidad de intervención que se han seguido permiten que el objeto patrimonial pueda volver a su configuración inicial, si es necesario".

    Por otro lado, el uso de herramientas de ACV permite medir la minimización del impacto medioambiental que una solución concreta produce frente a otras posibilidades de diseño, posibilitando así "realizar intervenciones en el patrimonio que lo pongan en valor, en uso y que amplíen su vida útil" ha apostillado el grupo de investigación.

    El Análisis de Ciclo de Vida se ha empleado a partir de una metodología basada en la evaluación final de un diseño determinado ya terminado.

    Este artículo ha planteado la novedad de usar este análisis como herramienta de evaluación en tiempo de diseño, haciendo que los criterios de reducción de impacto medioambiental formen parte de la toma de decisiones de proyecto que afectan al resultado final.

    Sin embargo, hay muy pocos estudios que apliquen el análisis de ciclo de vida a intervenciones en el patrimonio. Teniendo en cuenta el valor de las edificaciones patrimoniales es necesario plantear propuestas de intervención de mínimo impacto medioambiental.

    Desde el punto de vista medioambiental, el análisis de ciclo de vida aplicado a edificios permite obtener el impacto que produce una edificación determinada a lo largo de todo su ciclo de vida.

    Para ello se estudian todas las fases de esa edificación (producción, construcción, uso, de-construcción y final de vida) y se mide su impacto en diferentes categorías como, por ejemplo, GWP (riesgo de calentamiento global).

    De este modo, se tiene en cuenta el impacto completo que produce una edificación tanto cuando se construye --incluyendo tanto los materiales como los procesos que son necesarios para ponerlos en obra-- como cuando se usa --si el diseño es inadecuado la edificación demandará mucha energía para climatizarse, iluminarse, entre otros--.

    Para leer más