22 de enero de 2020
2 de julio de 2014

Jiménez (PSOE-A) reclama al Gobierno que pague a Andalucía lo que debe para que se pueda crear más empleo

Jiménez (PSOE-A) reclama al Gobierno que pague a Andalucía lo que debe para que se pueda crear más empleo
EUROPA PRESS

SEVILLA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE-A en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha reclamado este miércoles al Gobierno de la nación que pague a Andalucía lo que le debe por varios conceptos para que se pueda crear más empleo en esta comunidad.

En rueda de prensa tras conocerse los datos sobre el descenso del número de parados en Andalucía el pasado mes de junio, Jiménez ha señalado que esos datos no deben llevar ni al "optimismo desaforado ni a la euforia", teniendo en cuenta la calidad del empleo creado o las cifras de desempleados que aún hay en esta comunidad y a nivel nacional.

En cualquier caso, ha señalado que se está demostrando que en los últimos diez meses, Andalucía crece en términos de empleo de manera continuada.

Jiménez ha alertado de que el Gobierno central tienen en estos momentos un déficit de financiación con Andalucía de más de 6.000 millones de euros por distintos conceptos, una cantidad que si llegara a esta comunidad se traduciría en cientos de miles de empleos.

El portavoz socialista ha mostrado su preocupación por que las políticas en materia de empleo del Ejecutivo nacional no vayan en la dirección adecuada y tengan un ritmo muy lento, de manera que se necesitaría más de un lustro para estar en las cifras de desempleo del inicio de la crisis.

Según ha explicado Jiménez, la política económica y de regulación del empleo en España está ocasionando que el empleo que se crea sea de mala calidad y que miles de personas coticen por debajo del salario mínimo interprofesional. Ha apuntado que hay gente trabajando, pero que está al borde de la exclusión social porque son empleos "basura".

Para el dirigente socialista, la alternativa que ofrece el Gobierno del PP es "desempleo o empleo de miseria", con unas condiciones inaceptables para los trabajadores.