19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    La Junta cifra en 14.000 ejemplares la población invernante del buitre leonado

    SEVILLA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía cifró hoy en 14.000 ejemplares la población invernante de buitre leonado ('Gyps fulvus') en la comunidad después de llevar a cabo el primer censo invernal dedicado exclusivamente a esta especie.

    En un comunicado, la Consejería del ramo explicó que los datos obtenidos también ponen de manifiesto que en Andalucía se reproducen unas 2.300 parejas, extremo que confirma la estabilización de la población.

    Este estudio, "pionero" en Europa, ofrece datos muy valiosos para conocer el estado de las poblaciones y las colonias de una especie muy presente en la geografía andaluza, especialmente en el área del campo de Gibraltar debido a que es uno de los puntos neurálgicos de la migración que llevan a cabo en su etapa juvenil.

    Una de las conclusiones extraídas de estos censos pone de manifiesto la disponibilidad de alimentos para estas rapaces especialistas en recuperar los restos orgánicos del medio natural y 'reciclar' aquella materia que les sobra a otras especies de carnívoros. Las provincias donde se ha registrado mayor intensidad de uso de los comederos de la Red son Granada y Almería, donde predominan explotaciones porcinas estabuladas. La amplia mayoría de las aves que usan estos comederos son ejemplares inmaduros.

    Las provincias occidentales de Andalucía cuentan con disponibilidad "más que suficiente" de carroña, debido a que la ganadería extensiva y las prácticas cinegéticas de caza mayor aportan la carroña necesaria al medio natural para su supervivencia. Esto queda reflejado en la extraordinaria dimensión que adquiere el censo en Huelva --2.921 buitres censados en invierno--, donde además de aumentar su población los buitres están recolonizando territorios históricos. En las demás provincias los buitres mantienen una tendencia poblacional estable.

    Los continuos efectos del cambio global también están presentes en este trabajo de la Consejería de Medio Ambiente, a tenor de lo observado por este estudio, según el cual los tradicionales movimientos migratorios no son tan certeros como hace décadas. De hecho, se ha comprobado que, llegado el invierno, no todos los buitres migran hacia tierras africanas. Muchos se quedan en latitudes más meridionales como Andalucía, donde disponen de suficientes recursos tróficos.

    Otra de las conclusiones que aporta este censo es que la invernada se produce fundamentalmente en Sierra Morena, y que la mayoría de estos ejemplares (unos 8.000) son individuos jóvenes del año. Con los datos actuales aún no es posible conocer la localización de la fracción inmadura o subadulta de la población, si bien las lecturas de anillas que se han realizado demuestran que Andalucía acoge a buena parte de los buitres invernantes de España, Francia y Portugal.

    En el citado censo han participado 140 técnicos de Medio Ambiente, Agentes de Medio Ambiente y otros colaboradores con el objetivo prioritario de conocer la distribución geográfica y la evolución poblacional de la población reproductora de buitre leonado en Andalucía para determinar su estatus y los posibles problemas de conservación, además de determinar la importancia de la Comunidad Autónoma de Andalucía en la invernada.