19 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

La Junta mantiene la previsión de cerrar 2014 con un crecimiento del 1,4%

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, se ha mostrado "convencido" de que Andalucía acabará el año 2014 con el crecimiento ya anunciado de en torno al 1,4 por ciento "o dos décimas arriba o abajo", tras lo que insiste en la necesidad de "flexibilizar" la consolidación fiscal y ha reconocido la predominancia del empleo temporal en el mercado laboral andaluz.

   Sánchez Maldonado ha presidido la presentación del 'Informe sobre la situación socioeconómica de Andalucía 2013' del Consejo Económico y Social de Andalucía (CES-A), donde ha indicado que se terminará el año con un crecimiento anunciado para Andalucía del 1,3 ó 1,4 ó 1,5 por ciento "dos o tres décimas arriba o abajo", algo de lo que se ha mostrado "convencido, si no ocurre una catástrofe".

   "Todos los gabinetes y estudios sitúan a Andalucía en esos niveles, no es para tirar cohetes pero estamos en esa media", ha añadido Sánchez Maldonado, quien, sobre las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reconoce que sus conocimientos de 'botánica', son "escasos", por lo que reconoce que está "más cercano a lo que dice el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que lo que dice Rajoy".

   A su juicio, Draghi expone "un escenario realista, a la altura de la política económica que necesita Europa para salir de la crisis, aunque este escenario lo plantea tarde".

   Sánchez Maldonado se ha mostrado "convencido de que el cambio, el golpe de timón, lo debe dar la UE" e insiste en que "hay que flexibilizar el proceso de consolidación fiscal, para adaptarlo a la capacidad de crecimiento de loa países". "Si se acompasa al crecimiento de los países, la prima de riesgo no se verá afectada", ha aseverado.

   El consejero ha alertado de la apertura de la brecha de la desigualdad de manera importante y ha recordado que "los países que mas crecen son los más igualitarios, mientras que los que tienen una gran brecha de desigualdad terminan hundiéndose el mercado interno, la demanda interna, y este es uno de los problemas que debemos atacar en la política europea en general y española y andaluza en particular".

   Maldonado ha recordado que la economía andaluza durante los primeros trimestres de este año "presenta valores equiparables, cuando no mejores, que el resto de las comunidades autónomas o comparado con el dato nacional", aunque reconoce que la Comunidad está peor en términos de desempleo que otras regiones.

   "La política económica se tiene que adecuar para hacer posible tasas de crecimiento que permitan el empleo y parece que la tendencia de incremento del paro ha terminado, y se pone de manifiesto que el paro está bajando, pero el número de horas trabajadas por persona también está bajando, con el nivel más bajo desde el año 2000", advierte el consejero, quien reconoce que "se crea más empleo pero es temporal, el empleo indefinido está bajando y se mantiene el temporal y a tiempo parcial".

   El consejero reconoce que si no se llevan a cabo políticas macroeconómicas y de crecimiento "va a ser muy difícil que crezcan los niveles de inversión pública y privada, por lo que "sería muy difícil que crezcamos en las tasas que serían necesarias para en un corto espacio de tiempo volver a niveles macroeconómicos del año 2006".

   Sánchez Maldonado ha recordado que "además hay que ser conscientes de las posibilidades macroeconómicas de un gobierno regional, donde el 80 por ciento de su presupuesto es para gasto social, educación sanidad, dependencia y servicios sociales", de manera que "la posibilidad de hacer políticas macro y de crecimiento de un gobierno autonómico son totalmente limitadas, pues las políticas macroeconómicas residen una parte en la UE y otra en el Gobierno central", aunque deja claro que en Andalucía "el empleo es la principal preocupación, y el escaso margen que tenemos lo destinamos a la generación de empleo".

CONCERTACIÓN

   El consejero ha reiterado su apuesta por la Concertación Social, recordando que el último hito de este acuerdo económico y social fue la Agenda por el Empleo 2014-2020, firmada de acuerdo con los sindicatos, la CEA, la economía social, los consumidores, de forma que "es un documento aprobado por unanimidad".

   "Creo en la Concertación Social, es mucho mejor hacer la política económica con Concertación Social que sin Concertación Social, pues ésta ha traído grandes beneficios a la economía andaluza en los últimos 15 ó 20 años, y deberá seguir siendo un elemento importante en la elaboración de la política económica", ha agregado el consejero, quien reconoce que "los tiempos van pasando y las circunstancias van cambiando, y quizás la Concertación no sea como hace 15 años, pero estoy convencido de la Concertación".

   Reconoce que "si en algo hemos fallado los defensores de la Concertación ha sido en no contar ni valorar ni evaluar bien los resultados de la Concertación, que son muchos, como el número de horas de trabajo que no se han perdido en los últimos 20 años gracias a la Concertación; estamos convencidos de que es mejor elaborar la política económica con el acuerdo y el consenso de la sociedad que no hacerlo".

EL INFORME DEL CES-A

   Precisamente el presidente del CES-A, Ángel Gallego, ha destacado el consenso registrado en el CES-A a la hora de elaborar dicho informe de 2013, con más de 500 páginas, toda vez que "la forma de trabajar en este órgano es el de tender puentes y establecer puntos de acuerdo".

   Para Gallego, este informe del CES-A "es una muestra del trabajo de la sociedad civil y organizada, una reflexión del conjunto de la sociedad".

   Por su parte, el consejero del CES-A y presidente de la comisión de Trabajo y Economía del CES-A, Manuel Ángel Martín, quien recordó que además de los apartados tradicionales del informe también se incluye este año como tema de actualidad el referente a 'Juventud y mercado de trabajo', considera que 2013 "ha sido un año de transición e igual que 2014, será un año clave, donde sabremos si los indicadores positivos se consolidarán en el futuro".

   Martín ha resaltado la importancia que tanto la Junta como el Gobierno español como la UE le da al futuro de los jóvenes y la necesidad de encontrar un empleo y empezar la carrera laboral, aunque reconoce que "lo pavoroso no está en la situación sino por la importancia que para la sociedad tienen los jóvenes y en el hecho de que cada vez es menos gente está en esa cohorte, debido a la emigración y a un crecimiento demográfico menor".

   El informe indica que la actividad económica en Andalucía registró en 2013 un descenso del 1,3 por ciento que "aun siendo inferior en siete décimas al del ejercicio anterior, sigue siendo más profundo que el de su entorno de referencia". Agrega que excepto las exportaciones de bienes y servicios "todos los componentes de la demanda agregada tuvieron registros necesarios, si bien de menor intensidad que el año precedente".

   Por ramas de actividad, las únicas que mejoraron su volumen de producción fueron las actividades primarias, mientras que el resto de sectores tuvo una evolución negativa, aunque cada vez menos pronunciados.

   El informe asimismo alude a una "tímida pero progresiva diversificación de las exportaciones andaluzas según tipo de producción acompañada por una mayor diversificación geográfica".

   En cuanto a la inversión de empresas andaluzas en el exterior, su volumen llegó a duplicar el registro en el año anterior, según el informe del CES-A, quien indica que la caída del PIB en 2013 estuvo protagonizada por la construcción y la industria y en menor medida por los servicios y fue espacialmente amortiguada por el resultado del sector primario.

Para leer más