14 de octubre de 2019
15 de febrero de 2009

La Junta subvencionará hasta el 40 por ciento de la rehabilitación de las viviendas que se destinen al alquiler

SEVILLA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, anunció hoy la puesta en marcha de una nueva línea de ayudas para los propietarios de viviendas que las destinen al alquiler durante al menos cinco años tras su rehabilitación. La Junta de Andalucía subvencionará hasta el 40 por ciento del presupuesto de las reformas que tengan que acometer en estos inmuebles, con un límite máximo de 4.800 euros.

Según informó la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio en un comunicado, esta medida, como detalló Espadas en el Parlamento andaluz, "se recogerá en el Decreto de adaptación al Plan Estatal de Vivienda y Suelo 2009-2012", cuya redacción actualmente ultima la Consejería.

En este sentido, estas ayudas se incluyen en el programa de rehabilitación individualizada, uno de los instrumentos del actual Plan Concertado para facilitar el acceso a una financiación cualificada a familias que quieran promover actuaciones de rehabilitación en sus viviendas.

Las ayudas que se conceden con este programa alcanzaban un máximo del 25 por ciento del presupuesto de ejecución material de las obras. La nueva línea anunciada por el consejero de Vivienda permitirá, dentro del mismo programa de rehabilitación individualizada, "aumentar este porcentaje hasta el 40 por ciento en el caso de los propietarios que vayan a destinar estas viviendas al alquiler". Igualmente, el importe máximo de las ayudas pasa de 3.000 a 4.800 euros, lo que significa un incremento del 62,5 por ciento.

Espadas expuso que esta apuesta por la rehabilitación "tiene más importancia si se tiene en cuenta la importancia de esta actividad en la movilización y mantenimiento del empleo", ya que calcula que cada 20.000 euros que se dedican a estas actuaciones crean un puesto de trabajo directo y otro indirecto.

Junto a esta nueva línea de ayudas, los propietarios de viviendas que las quieran destinar al alquiler se pueden "beneficiar también de los servicios que prestan las agencias homologadas", entre los que destacan el seguro contra impago y desperfectos de la vivienda, incluidos los daños ocasionados por la persona inquilina, y la gestión, preparación y tramitación del desahucio, si fuera necesario, por parte de la agencia y sin coste alguno para el arrendador.

El año pasado, el programa de ayudas al alquiler del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012 concedió un total de 11.000 ayudas a inquilinos, propietarios y agencias de fomento, sobre una previsión inicial de 3.700, lo que significa un grado de cumplimiento del 290 por ciento.

En la orden de desarrollo de esta norma se incluyeron, además, distintas mejoras para facilitar la concesión de estas ayudas y para facilitar la conversión de viviendas protegidas en venta a viviendas protegidas en alquiler.