21 de octubre de 2019
3 de enero de 2009

Liberan al lince trasladado a Doñana para que comience el celo en libertad

SEVILLA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente liberaron en el día de ayer a 'Caribú', el lince trasladado a Doñana procedente de Sierra Morena para reforzar la población del espacio protegido, del cercado en el que se instaló el pasado 25 de noviembre a la espera de que se aclimatara e iniciara sus contactos con las hembras territoriales de forma previa al celo en libertad.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, fue ayer cuando los técnicos del Programa Life abrieron el cercado de cuatro hectáreas en el que permanecía 'Caribú' al comprobar que el macho, de casi tres años de edad, "establecía contacto físico con una de las hembras instaladas en la zona a través del cercado".

De este modo, 'Caribú' repite la experiencia que desarrollara el lince 'Baya', otro macho de Sierra Morena traslocado a Doñana y liberado el 21 diciembre de 2007 en la zona de Coto del Rey, el cual se apareó con tres hembras que parieron ocho cachorros de los que sobrevivieron tres.

Además, 'Baya' sigue en la zona de Coto del Rey, por lo que se prevé que en época de reproducción vuelva a cubrir a las hembras y sus genes continúen circulando por la población de Doñana, censada en unos 50 ejemplares tras las defunciones acaecidas en el 2007 por un brote de leucemia felina que surgió en la población de Doñana.

La traslocación es fundamental para aumentar la variabilidad genética de la población y reducir los elevados niveles de consanguinidad de los ejemplares de la zona de Doñana, los cuales debilitan su sistema inmunológico y los exponen al riesgo de sufrir enfermedades infecciosas. La población del felino más amenazado del planeta en la Península Ibérica se reduce a dos núcleos de población, el citado de Doñana y el de Sierra Morena, donde habitan unos 200 ejemplares.

'Caribú' ha permanecido algo más de un mes en el interior de este cercado, controlado las 24 horas del día por un sistema de videovigilancia y dotado de alimentación suplementaria de conejos. La zona elegida para su traslado ha sido en esta ocasión la Laguna de Santa Olalla, área donde confluyen las zonas de campeo de varias hembras de Doñana alejada de las carreteras que rodean el Espacio Natural.

A partir ahora, la situación del felino se determinará a través del radiotransmisor que porta y los técnicos encargados de su seguimiento controlarán su interacción con las hembras, aunque el éxito de la traslocación se evidenciará en la época de cría, cuando mediante análisis genéticos se compruebe la paternidad de 'Caribú' sobre algunas de las camadas nacidas, tal y como ocurrió con 'Baya'.

'BAYA': EL PRECEDENTE.

'Baya', de cuatro años de edad en la actualidad, protagonizó "exitosamente" la primera experiencia de traslocación realizada desde Sierra Morena a Doñana, ya que se apareó con tres hembras de la población de Coto del Rey --'Wari', 'Viciosa' y 'Rayuela'-- con el resultado de que todas quedaron preñadas y dieron a luz a ocho cachorros en total, de los cuales, tres sobrevivieron y se encuentran "en perfecto estado".

Los traslados de 'Baya' y 'Caribú' servirán como experiencia para preparar la reintroducción en libertad de linces en territorios ocupados históricamente por estos felinos, la cual se iniciará en Guadalmellato (Córdoba) el próximo otoño.

El Programa LIFE para la conservación del lince ibérico ('Lynx pardinus'), el felino más amenazado del planeta, cuenta con una financiación de 26 millones de euros --la mayor concedida a España en este género-- y estará vigente hasta 2011 bajo la tutela de la UE.