21 de julio de 2019
21 de abril de 2018

Lipasam finaliza la retirada de la cera de la Semana Santa en Sevilla en diez jornadas menos que en el pasado año

Lipasam finaliza la retirada de la cera de la Semana Santa en Sevilla en diez jornadas menos que en el pasado año
EDUARDO BRIONES (EUROPA PRESS)

SEVILLA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La empresa municipal de limpieza Lipasam ha finalizado la retirada de los restos de cera derramada por los cirios de las diferentes hermandades que procesionaron por las calles de Sevilla hasta la Catedral, dentro del dispositivo especial de limpieza desplegado durante la Semana Santa de 2018 que ha terminado en diez jornadas menos que en el pasado año.

Los trabajos para la retirada de cera por parte de Lipasam se realizan en dos fases. Una primera, en el turno de noche durante los días de Semana Santa, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección en la que se han atendido todas las zonas más propicias de accidentes de vehículos, principalmente motos, tales como puentes, cruces de avenidas o calles de adoquines, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

La segunda fase comenzó el Lunes de Pascua y los trabajos se han centrado en todas las calles del Casco Antiguo y algunas de los barrios periféricos por las que han pasado cofradías y quedaba cera en una cantidad suficiente como para que pueda generar riesgo de accidentes.

Para realizar los trabajos se han realizado un total de 46 jornadas, seis en Semana Santa en turno de noche y 40 jornadas en los días posteriores repartidos en 14 en turno de noche, 14 en turno de mañana y doce en turno de tarde. En total, se han realizado un total de diez jornadas menos que el pasado año porque se ha retirado la cera con anterioridad de las calles de la ciudad.

Una vez finalizados los trabajos, se han retirado unos 37.728 metros lineales y 83.079 metros cuadrados. La climatología que ha vivido Sevilla en esta pasada Semana Santa, con temperaturas más bajas y días de mucho aire, ha traído consigo que la cera se adhiriera en menor cantidad y fuerza que años anteriores y que sea más fácil la retirada.

Por su parte, la gerente de Lipasam, Virginia Pividal, ha resaltado "la gran labor llevada a cabo por los empleados de Lipasam para tener las calles sin restos de cera lo antes posible para así garantizar en mayor medida la seguridad de los sevillanos".