18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 17 de junio de 2014

    De Llera aboga por avanzar en la concienciación social y el apoyo a las víctimas para erradicar la violencia de género

    El PP-A lamenta que Andalucía "vuelva a estar a la cabeza de mujeres asesinadas por su pareja o expareja"

    SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha abogado este martes por romper el "silencio cómplice" que rodea los casos de violencia de género mediante el reforzamiento de la concienciación social y del acompañamiento de las víctimas para avanzar, de esta forma, en la erradicación de este problema social "que sigue afectando gravemente a las mujeres y cuya verdadera dimensión puede permanecer invisible".

    En su comparecencia en la comisión parlamentaria de Justicia e Interior para hacer balance sobre las actuaciones destinadas a luchar contra los malos tratos, De Llera ha reiterado su convencimiento personal "sobre la necesidad imperiosa de enfrentar este problema desde todas las instituciones y ángulos", aseverando que la sociedad "corre el riesgo de acostumbrarse a este goteo diario" de crímenes machistas, "y si se acostumbra va a perder capacidad de reacción" en torno a un problema "que es una vergüenza".

    Al hilo de ello, el consejero del ramo ha anunciado que su departamento está trabajando en el impulso de un programa para la detección anticipada de estos casos a nivel local y en la elaboración de un plan de seguridad y atención a las víctimas de carácter personal e integral.

    Así, ha precisado que se está trabajando en la próxima puesta en marcha de un proyecto piloto de detección precoz, cuyas finalidades serán la visibilización de los hechos de violencia de género en sus etapas iniciales en los distintos municipios, especialmente por parte de los cuerpos de policía local.

    Asimismo, De Llera ha avanzado que la Consejería está elaborando un plan personalizado de seguridad y atención integral, cuyo objetivo es la mejora de la coordinación institucional y el diseño de una estrategia personalizada que garantice la integridad de las víctimas y el desarrollo de una vida normalizada tras la interposición de una denuncia.

    El titular de Justicia e Interior ha puesto de relieve la importancia de la colaboración institucional en esta lucha por erradicar la violencia de género y, en este materia, ha avanzado la próxima firma de un convenio de colaboración con el Ministerio Fiscal que, a su juicio, será un instrumento adecuado y eficaz de cooperación que permitirá el desarrollo de múltiples actuaciones coordinadas en esta lucha.

    De Llera ha destacado también el valor de la difusión y la formación, objetivos en los que viene incidiendo su departamento con el impulso anual del Congreso sobre la Violencia contra las Mujeres, que se ha consolidado como un referente en temas de estudio y análisis de este problema y que cuenta con un Comité Científico en el que participan destacadas juristas y docentes, con experiencia probada en esta materia.

    Además, se ha referido también a la última iniciativa de divulgación y análisis puesta en marcha en colaboración con la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo a través de las primeras Jornadas de Ciberacoso en Andalucía, que se están celebrando en las ocho provincias andaluzas.

    La Consejería de Justicia e Interior ha impulsado también la elaboración de diversos manuales y guías de gran utilidad destinados a facilitar la intervención de los profesionales y agentes implicados en la lucha contra la violencia de género, resaltando por su valor la Guía Divulgativa Procesal para mujeres víctimas de violencia de género, con un lenguaje cercano y accesible que permite conocer fácilmente los recursos judiciales, y la Guía para la Comunicación de la Violencia de Género para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

    MÁS RECURSOS Y SERVICIOS

    En este sentido, De Llera ha anunciado la próxima elaboración de una guía de intervención para los abogados en esta materia y también de un nuevo manual de actuación sobre trata de personas con fines de explotación sexual, iniciativas destinadas a mejorar el trabajo que realizan los letrados andaluces en estos ámbitos.

    El consejero ha subrayado que su departamento también ofrece otros servicios y recursos importantes para luchar contra este grave problema social, entre los que destaca el Servicio de Asistencia a las Víctimas en Andalucía (SAVA), que atendió a 10.072 personas en Andalucía durante 2013, el 80 por ciento mujeres.

    En total, este servicio de la Junta realizó 85.246 actuaciones durante el pasado año, de las cuales 17.692 fueron de asesoramiento jurídico, 9.832 de ayuda social, 6.964 de apoyo psicológico y el resto de carácter genérico en diversos campos.

    PUNTOS DE ENCUENTRO FAMILIAR

    El consejero ha resaltado también los múltiples beneficios del Punto de Coordinación de Órdenes de Protección en violencia doméstica y de género, que en los dos últimos años gestionó 10.281 procedimientos judiciales y más de 4.800 Órdenes de protección por violencia de género y violencia doméstica con la atención de 11.142 víctimas.

    Otro de los recursos importantes en este campo, según De Llera, es la red de puntos de encuentro familiar (PEF) de la Junta, que cuenta en la actualidad con diez sedes que prestan servicio en todas las capitales y en las ciudades de Algeciras (Cádiz) y Marbella (Málaga). Desde su creación en 2009, este servicio ha atendido a 9.909 menores, en su mayoría menores de diez años.

    El 32 por ciento de los servicios prestados por los PEF están relacionados con órdenes de protección de mujeres víctimas de violencia de género que afectan directamente al 35 por ciento de los menores atendidos.

    EL PP-A CRITICA EL "RETRASO" EN EL PLAN PERSONALIZADO DE SEGURIDAD

    De su lado, la parlamentaria del PP-A Ana Mestre ha expresado su preocupación por el hecho de que "se siga trabajando en el plan personalizado de seguridad a mujeres víctimas" de la violencia de género, "porque del trabajo no salimos, llevamos años de retraso y no sé cuántos flecos más hay que atar". "No se hace con la celeridad que se pretende, hay que dialogar con la Administración central", ha dicho.

    La 'popular' también se ha referido al decreto de acreditación de las mujeres víctimas de la violencia machista, el cual es "fundamental" y "una necesidad" pese a que el consejero "no haya hecho mención al mismo" en su intervención, y a la "amortización" de plazas de funcionarios en los juzgados de Violencia sobre la Mujer.

    Por último, Mestre ha lamentado que Andalucía, con los datos actualizados, "vuelve a estar a la cabeza de mujeres asesinadas por su pareja o expareja", por lo que ha abogado por "poner en marcha los recursos imprescindibles para la atención a las mujeres víctimas" de la violencia de género y así evitar esas muertes.

    De Llera, tras abogar por "luchar todos unidos contra la violencia de género sin siglas políticas", ha querido dejar claro que, aunque el presupuesto en esta materia "es corto", se incrementó en dos millones de euros para el año 2013, un 104 por ciento más que en el año anterior, y para 2014 se ha incrementado en un 1,7 por ciento respecto a 2013.

    DE LLERA DEFIENDE LA MODIFICACIÓN DE LAS PLANTILLAS

    Sobre la "amortización" de plazas en los juzgados de Violencia sobre la Mujer, el consejero de Justicia ha explicado que "no las amortizamos, sino que las quitamos de ahí y se destinan a juzgados con mayor carga de trabajo", lo que constituye una "exigencia" del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), señalando además que se trata de un proyecto que "hemos de debatir con los sindicatos para luego proponerlo al Ministerio, que tiene que aprobar la modificación de las plantillas".

    Por último, y sobre el plan de seguridad mencionado, De Llera ha asegurado que se está esforzando en ponerlo en marcha "lo antes posible", aunque "queda un último escollo", como es la firma de un convenio con el Ministerio del Interior. "No sabemos por qué el Ministerio ha suspendido la firma del convenio, no sé que pensar", ha lamentado.