17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 7 de marzo de 2014

    Loyola Leadership School amplía el Programa de Directivos que imparte para Abengoa

    SEVILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Escuela de Posgrado Loyola Leadership School ha firmado un convenio con Quinlan School of Business de Chicago que beneficiará "notablemente" a los participantes del Programa de Desarrollo Directivo de Abengoa (PDDA) que, actualmente, tiene en marcha su tercera edición.

    El programa que imparte Loyola Leadership School, cuenta con 42 participantes de nueve nacionalidades. Un 40 por ciento de participantes lo siguen desde España, y el 60 por ciento restante lo hacen desde sus puestos en distintos lugares del mundo.

    Como novedad, este año, "es la primera vez que el PDDA aplica un formato de enseñanza 'blended learning', que consiste en la combinación de sesiones puramente presenciales a jornada completa, con sesiones combinadas mediante el uso de la plataforma Moodle para formación e-learning y última tecnología en formación para las sesiones en streaming", ha explicado el director ejecutivo de la Escuela de Posgrado, Francisco José Pérez Fresquet.

    El PDDA busca con su método de enseñanza la participación activa en clase de todos los participantes, por lo que está adaptado para permitir la presencia de todos los directivos participantes independientemente del lugar del mundo en el que estén trabajando.

    Como complemento a las sesiones los participantes desarrollan un proyecto en equipo, de forma que apliquen de una manera práctica sus conocimientos a un reto real y actual de Abengoa, seleccionado por la compañía, y cuyo proyecto y conclusiones se presentan ante un tribunal académico y de negocio presidido por su consejero delegado.

    El convenio firmado con Quinlan School of Business de Chicago, que beneficiará a los participantes notablemente, "ya que, -explica Pérez Fresquet- tendrán una estancia de una semana en Loyola University Chicago donde podrán disfrutar de su claustro de profesores de alta calidad y prestigio, y desarrollar sus habilidades directivas, mejorando su confianza en negociaciones críticas para los proyectos, así como potenciar sus competencias de liderazgo y comunicación".

    Una de las características del programa, es que cuenta con cuatro residencias donde participan todos los alumnos de forma presencial: una primera estancia de tres días en el Campus Palmas Altas de Sevilla ya celebrada en el mes de enero; una segunda de cuatro días en la McDonough School of Busines de Washington en marzo; una tercera de cuatro días en la Quinlan School of Business de Chicago durante el mes de julio; y una última sesión de tres días en el mes de noviembre de nuevo en el Campus Palmas Altas de Sevilla como cierre del programa.

    En este programa de formación 'in house', el beneficio en el desarrollo de directivos pasa no sólo por las horas de formación, sino por el aporte de valor añadido a las empresas.

    Se trata de una formación adaptada al cliente, y se trabaja en los proyectos sobre retos reales de la empresa, con el retorno de inversión que ello supone.