22 de octubre de 2019
14 de noviembre de 2014

Madre maltratada deberá ir a prisión por incumplir el régimen de visitas

Un juzgado sevillano suspende el requerimiento de ingreso en la cárcel mientras se resuelve su petición de indulto

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una madre sevillana víctima de violencia machista tendrá que cumplir seis meses de prisión tras ser condenada al desobedecer las órdenes judiciales relativas al régimen de visitas de su expareja a la hija de ambos. No obstante, un juzgado sevillano ha suspendido el requerimiento de ingreso en la cárcel mientras se resuelve su petición de indulto.

En rueda de prensa, la afectada, María Salmerón, ha explicado que el pasado 29 de septiembre fue requerida para ingresar en prisión voluntariamente con el fin de cumplir la sentencia de seis meses de cárcel a la que fue condenada por desobedecer dichas órdenes judiciales.

Sin embargo, ha añadido que el juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla ha dictado una providencia mediante la cual queda suspendido el requerimiento de ingreso en prisión hasta que se resuelva su petición de indulto.

Salmerón ha manifestado su preocupación porque su ingreso en prisión conlleva un cambio en la custodia de su hija, que actualmente tiene ella. "El maltratador --refiriéndose a su expareja y padre de la menor de 14 años-- ya ha pedido la custodia de la niña si yo voy a la cárcel", ha afirmado, y se ha preguntado quién va a velar por el derecho de su hija y qué va a pasar con ella, si cumple la sentencia.

En este sentido, ha señalado que sólo espera ahora que su hija "pueda decidir y la oigan" para que en lugar de ir con su padre --a lo que la niña se niega, según esta madre-- pueda quedarse con su familia materna y así "no sufra más". "Espero que no se la den al maltratador en contra de su voluntad", ha reiterado, al tiempo que ha asegurado sentir "miedo a las represalias de la justicia" hacia ella y su hija.

Según esta madre, el problema radica en el "daño que se le va a hacer a una menor que no quiere tener relación con su padre", por lo que ha solicitado "respetar sus derechos". "Ella no quiere ser forzada a irse con su padre y yo no le voy a pisotear los derechos a mi hija", ha subrayado. Por último, ha pedido a la autoridad competente que revise su caso "antes de hacer un daño irreparable".

Cabe recordar que Salmerón ha sido víctima de violencia machista por parte de su expareja, que fue condenada por un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar aunque según esta madre su exmarido "nunca fue a la cárcel".

Además, el juzgado "nunca" le retiró el régimen de visitas al padre, a pesar de la resistencia de la menor a verlo. En consecuencia, Salmerón con el fin de proteger y salvaguardar el deseo de su hija respetó la decisión de ésta de no ver a su progenitor.