19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 20 de octubre de 2014

    Maeztu cierra la queja de una mujer que llevaba "cinco años" inscrita en Emvisesa al constatar su tratamiento

    SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, ha cerrado el expediente incoado a cuenta de una mujer que alegaba llevar "cinco años" esperando que la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa) le concediese una vivienda protegida, al contestar el Ayuntamiento que la protagonista del caso se encontraba "en lista de espera" con 275 puntos y que se le había propuesto la "búsqueda de alojamiento alternativo" a través de las "ayuda económicas de emergencias".

    En su capítulo de "asuntos solucionados o en vías de solución", la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz expone el caso de una mujer de 25 años, con una hija menor de edad a su cargo, que había pasado seis años "viviendo en casa de su suegra, con muchos problemas de convivencia, pues la señora tenía una enfermedad mental desde hacía 30 años y eran siete personas conviviendo en una vivienda de 60 metros cuadrados". Esta joven, según la queja elevada a la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, "llevaba cinco años inscrita en Emvisesa y dos años en los servicios sociales con baremo de vivienda de segunda ocupación".

    "Su suegro le ofreció ayuda y pasaron a ocupar una portería correspondiente a su puesto de trabajo, pero la propiedad había comunicado que se tenía que ir de allí, porque la vivienda correspondía al puesto de trabajo, encontrándose desesperada porque lo único que le ofrecían era un albergue", expone el departamento de Maeztu sobre la situación de esta mujer.

    En ese sentido, la Oficina del Defensor del Pueblo reclamó, según este documento recogido por Europa Press, que el Ayuntamiento de Sevilla informase sobre "si había disponible en la actualidad vivienda protegida, de primera o segunda ocupación que poder adjudicarle, siempre que reuniese los requisitos exigidos, conforme al procedimiento establecido y no hubiera otros solicitantes con mejor derecho, así como que trasladase cualesquiera otras posibles soluciones a la necesidad de vivienda que manifestaba la compareciente, como pudiera ser ayuda de emergencia para el pago transitorio de un alquiler u otras ayudas o recursos públicos a los que pudiera acceder dada su situación".

    En su respuesta, el Ayuntamiento del Sevilla exponía que en la última entrevista mantenida con la trabajadora social, el 26 de julio de 2013, "se ofreció a la usuaria la posibilidad de búsqueda de alojamiento alternativo, de presentación de propuesta de alquiler, para su tramitación a través de ayuda económica de emergencias, estando a la espera de la misma", toda vez que la interesada "se encontraba en lista de espera para segunda adjudicación de viviendas de dos dormitorios, con 275 puntos, teniendo vigencia su puntuación hasta el 4 de diciembre de 2013".

    "A la vista de lo anterior, y tras no recibir alegaciones de la interesada a lo manifestado por la administración, dimos por concluidas nuestras actuaciones", expone la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz.

    Para leer más