8 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

María Fernanda López-Alcalá: "No se trata de ir a trabajar de maestro, se trata de ser maestro"

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Loyola Leadership School, la escuela de posgrado de la Universidad Loyola Andalucía, ha reunido en el campus Sevilla-Palmas Altas a un grupo de expertos en educación para participar en la Mesa Redonda 'El perfil docente del siglo XXI'.

Los participantes han sido el hermano marista y coordinador de los recursos humanos de Extremadura, Andalucía, Murcia y Valencia y las naciones de Italia, Líbano y Siria, Juan Miguel Anaya Torres; el director del colegio salesiano Nuestra Señora del Águila y formador de nuevas contrataciones de la Inspectoría María Auxiliadora, Rafael Ruiz Díaz; la directora de Recursos Humanos del grupo Attendis, María Fernanda López-Alcala Cortiñas; el decano de la Facultad de Comunicación y Educación de la Universidad Loyola Andalucía, Javier No; y, como moderador, el director de Loyola Leadership School, Francisco Pérez Fresquet.

La mesa redonda ha tratado cómo están afectando a la profesión temas como la introducción de los programas bilingües, el uso de nuevas tecnologías en el aula y qué perfil profesional debe tener hoy un profesor para adaptarse al nuevo escenario educativo. Todos los ponentes han coincidido en que el principal elemento que tiene que tener todo formador es el de querer a los niños. "Querer educarlos y formarlos para cambiar la sociedad a través de ellos, es un característica principal", ha afirmado López-Alcala, que añade que "no se trata de ir a trabajar de maestro, se trata de ser maestro".

A ello, Anaya ha apuntado que "solo desde el cariño podemos conseguir que se desarrollen como personas". También han destacado la importancia que la formación de los docentes tiene de cara a su ejercicio profesional y el "importante" papel que deben de jugar las universidades a la hora de formar a los docentes del siglo XXI.

Sobre qué buscan los centros a la hora de contratar a un docente, tanto María Fernanda López-Alcala como Juan Miguel Anaya han coincidido en destacar que "deben ser personas con mucha empatía con sus alumnos, ya que si no se logra esto no podrán sacar lo mejor de cada uno de ellos". Por su parte, Ruiz ha agregado que también es importante que "muestre vocación, pasión, gusto por lo que hace, que aporten valor y que puedan adaptarse a los momentos y a los cambios".

En cuanto a si mayor formación de los docentes implica mayor calidad en la educación del alumno, se apuntó a que sí existe relación, que la calidad de la educación es la calidad del profesor y que cuanto más formada esté una persona más puede aportar al resto, aunque Anaya ha dicho que "hay que invertir lo máximo en los docentes, pero no está relacionado: hay que ayudar a los niños a ser lo que ellos tienen que ser, y la formación no se preocupa de este tema actualmente".

Estas actividades se incluyen dentro del amplio programa de conferencias, seminarios y mesas redondas que Loyola Leadership School ofrece durante todo el curso académico, y que recorre diversos ámbitos y temáticas.

Para leer más