1 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

Martínez-Barea asegura en el seno del Observatorio Económico que "las próximas décadas serán la era de la meritocracia"

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ingeniero industrial, tecnólogo y empresario Juan Martínez-Barea ha pronunciado la conferencia sobre 'El mundo que viene', con motivo de la nueva reunión del Observatorio Económico de Andalucía celebrada en el Club Antares de Sevilla, señalando al respecto que "las próximas décadas serán las más apasionantes de la historia de la humanidad, destacando como elementos básicos el predominio de la meritocracia y la generalización a todas las personas de la posibilidad de competir con los mejores de todo el mundo".

Su intención, al describir lo que van a ser las próximas décadas, es hacer "una llamada al optimismo y a la acción" de todos los que desean realizarse y encontrar un lugar en el nuevo escenario.

Martínez-Barea ha considerado que el futuro lo están condicionando tres grandes vectores: la aceleración tecnológica, la hiperconectividad y la ampliación de las clases medias que dirigen sus sociedades en los países emergentes.

En relación al primer vector, el ponente ha señalado que las tecnologías de la información están doblando su capacidad de potencia cada año y medio, augurando para un periodo de no más de 20 años tres olas tecnológicas: la biotecnológica, la de la robótica más la inteligencia artificial y la nanotecnológica. Igualmente, ha señalado que la extensión de estas tecnologías irá unida a una "enorme" reducción de los costes de los productos, "que los hará accesibles a más sectores de población", y que la medicina preventiva ampliará sus posibilidades y modificará en gran manera los tratamientos actuales.

La hiperconectividad se inicia con el acceso generalizado a Internet y a las tecnologías móviles, lo que va a poner el conocimiento global a disposición de cualquier persona en cualquier lugar, "favoreciendo la potencialidad de la educación y, en consecuencia, el aprovechamiento de las capacidades de todas las personas".

En cuanto a la ampliación de las clases medias en los países emergentes, ha dicho que en los dos últimos siglos Occidente ha acogido a la mayoría de los componentes de este segmento social pero que desde hace unas décadas la tendencia estaba siendo a la reducción de las diferencias, que alrededor del año 2000 se produjo el 'sorpasso' de los países emergentes del Este y del Sur a costa de los occidentales y que en unos diez años el peso de los primeros en la clase media mundial será superior al 70 por ciento, todo lo cual acelerará la necesidad de cambios estructurales en los países occidentales, que tendrán que adecuarse a una competencia cada vez más abierta y generalizada.

Martínez-Barea ha concluido señalando que los cambios se van a notar en las próximas décadas "en todos los órdenes de la vida" y que los factores principales para afrontarlos con posibilidades de éxito serán la formación y la actitud positiva ante ellos, el deseo de superar sus retos y el esfuerzo por mejorar, por lo que "la meritocracia se impondrá como el elemento central de la dinamización social".