22 de mayo de 2019
  • Martes, 21 de Mayo
  • 18 de septiembre de 2010

    M.Experto dice que el compromiso de reducir emisión de dióxido de carbono se tiene que poder cumplir

    SEVILLA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El director general de 'Zero Emissions Technologies', una consultora energética de carbono de la empresa Abengoa, Emilio Rodríguez-Izquierdo, que ha participado esta semana en el encuentro 'Energía y cambio climático', dentro de los cursos que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) organiza en Sevilla, ha destacado que el compromiso de reducción de emisiones de dióxido de carbono de los países "se tiene que poder cumplir".

    En una entrevista concedida a Europa Press, Rodríguez-Izquierdo ha confesado que este tema "no es como cuando dices que te vas a poner a dieta y luego no lo cumples" ya que, como ha recordado, "el problema es que los científicos nos dicen que tiene consecuencias a largo plazo y poco a poco sabemos cuáles son, por lo que todo eso hace que necesitemos también una certeza en saber cómo vamos a llegar a esa reducción".

    "Creo que cuanto antes tomemos una decisión, posiblemente más adelante tengamos que tomar otra más drástica, por lo que mientras más tardemos en tomar la primera, más tarde y más trabajo constará tomar la segunda", ha lamentado el también director de construcción de la plataforma solar de Sanlúcar la Mayor (Sevilla).

    En este sentido, se ha referido al protocolo de Kyoto, que, en su opinión, "ha beneficiado mucho a las empresas que han querido desarrollar proyectos de reducción de emisiones en países en desarrollo y, sobre todo, ha dado un empujón fuerte a las economías de reducción de emisiones en Indica, China y Brasil", y ha recordado que en el caso de la Unión Europea, ésta se marcó el compromiso de bajada en 2020, "así como de incrementar un 20 por ciento el uso de las energías renovables a nivel europeo".

    Rodríguez-Izquierdo ha señalado que la persona física puede ser incrédula "porque está debajo del paraguas del estado, aunque el sistema está hecho de forma que estamos sufriendo el coste del dióxido de carbono a través de la factura eléctrica", aunque ha destacado que al consumidor "le faltan referentes para tomar decisiones frente a qué productos y hábitos tomar y cuáles debería rescindir".

    Ha resaltado la idea de que el coste de la energía "poco a poco se va a ir incrementando", y ha puntualizado la importancia de la necesidad de independencia energética "tanto a nivel europeo como español, ya que nuestro país no es un productor de petróleo ni tiene volumenes importantes de reservas de carbón". Además, ha reconocido que las energías renovables "son en parte una solución a eso, no pan para hoy, pero sí que pueden serlo para mañana y a largo plazo puede ser que compensen esa subida del coste".

    Ingeniero industrial por la Universidad de Sevilla ha detallado, en relación al tema de la compra de emisiones, que España, "negoció en 1990 por determinadas circunstancias sólo un 15 por ciento de incremento, pero las ha incrementado más de un 40 por ciento, ya que hemos pasado a otro paradigma de crecimiento que ha hecho que nuestras emisiones crezcan mucho, por lo que necesitamos comprarlas firmando acuerdos con otros países".

    "En mi opinión esta compra es lógica siempre que el dinero que se emplea para ello revierta en la reducción de emisiones en esos países", ha confesado, y ha declarado que lo que crea el escepticismo "es el caso de países como Australia o Canadá, que firman y ratifican el protocolo, pero luego no lo cumplen o Estados Unidos sólo lo firmó y tampoco lo cumple".

    Finalmente, ha resaltado que cree "en los finales felices Hollywood" y ha puntualizado que espera que "en el momento en que se comprometan y tengan un compromiso firme, ello haga que se le vea congruencia a este tema, ya que es necesaria la existencia de un acuerdo para que todo el mundo suba al mismo barco".

    Para leer más