20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 17 de octubre de 2010

    M.IULV-CA pedirá en el Parlamento que la Sierra de Mijas sea declarada Parque Natural

    SEVILLA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Grupo Parlamentario IULV-CA pedirá en el Parlamento andaluz a través de una Proposición No de Ley (PNL) que la Junta de Andalucía declare como Parque Natural a la Sierra de Mijas, una cadena montañosa que separa la Costa del Sol de la comarca del Valle del Guadalhorce y los municipios de Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Benálmadena, Torremolinos, Mijas y Málaga.

    Según esta iniciativa, a la que tuvo acceso Europa Press, IULV-CA recuerda que ha surgido una iniciativa popular que cuenta con el apoyo de colectivos sociales, vecinales, ecologistas y políticos de todos los municipios enclavados en la Sierra de Mijas, quienes pretenden, a través de la recogida de firmas, que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía declare a esta Sierra como espacio natural protegido bajo la figura de Parque Natural.

    Tal y como defiende la formación política de izquierdas, la Sierra de Mijas destaca por su "alto valor geológico, paisajístico y medioambiental", donde, por encima de todo, sobresalen su flora y su fauna, y cuyos elementos emblemáticos del ecosistema mediterráneo, así como endémicos del propio enclave natural, se ven constatemente amenazados por la acción del hombre y la falta de protección por parte de las administraciones competentes".

    Asimismo, señala que la normativa vigente en Andalucía establece que los Parques Naturales son áreas naturales, poco transformadas por la explotación u ocupación humanas que, en razón a la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, su fauna o de sus formaciones geomorfológicas, poseen uno valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente.

    En este sentido, recuerda que la declaración de Parque Natural en Andalucía corresponde al Consejo de Gobierno a petición de la Consejería de Medio Ambiente, tras ser oídos los ayuntamientos afectados.