10 de abril de 2020
1 de agosto de 2014

Morón aprueba su presupuesto de 2014, pese al rechazo del Pleno, y la oposición estudia su impugnación

SEVILLA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Morón de la Frontera ha aprobado su presupuesto para el ejercicio 2014, pese a ser rechazado en el Pleno celebrado el jueves, con nueve votos a favor y diez en contra, ya que ha sido impulsada en una Junta de Gobierno posterior a la sesión plenaria acogiéndose a la nueva normativa que aplica la reforma local.

En este sentido, cabe señalar que durante el Pleno contó con el voto favorable del equipo de gobierno del PSOE, del que estuvieron presentes nueve de los diez concejales; mientras que la oposición rechazó en bloque el presupuesto con cinco votos de los seis ediles del PP, los tres de AMA Morón, que aseguraban que se trata de unas cuentas "electoralistas y no ajustadas a la situación de los ciudadanos", y los dos de IU.

El presupuesto cumple con el límite máximo de gasto no financiero, con un presupuesto de gastos de 26,5 millones y de ingresos de 26,7 millones, "que generan un superávit inicial de 219.823 euros correspondiente a la venta de solares municipales. En su intervención, el concejal delegado de Hacienda, Antonio Rodríguez, insistió en que eran unas cuentas "para la contención, tras las dificultades económicas de las administraciones ante el marco económico global y ante las reformas continuas".

Según el Consistorio, este presupuesto pretende pagar la deuda que a corto y largo plazo tiene comprometida con las entidades financieras y "salvaguardar los servicios públicos, colaborar con el arreglo de calles, dar cobertura social a quien más lo necesita y mantener el empleo público".

Sin embargo, el portavoz de AMA Morón, Isidoro Albarreal, ha anunciado que se está estudiando la posible impugnación del presupuesto ante el método elegido para su aprobación, "al tener en contra a la mayoría democrática" representada en el Ayuntamiento, algo que asegura que contrasta con que "después el PSOE se oponga a la elección directa de alcaldes poniendo en valor la decisión ciudadana".

Así, ha mostrado a Europa Press su rechazo a unas cuentas en las que no está de acuerdo con la distribución del gasto, ya que "a pesar de la bestial deuda de Morón, a la que se destina 3,6 millones, siguen existiendo gastos superfluos como en festejos y no se hace lo suficiente para su reducción".

Además, critica que "no se haya hecho el intento de llegar a un acuerdo con este grupo" y recuerda que este presupuesto que se aprueba es de 2014, después de que haya estado siendo prorrogado el de 2012, por lo que no espera que se haga uno nuevo en 2015. "Son unas cuentas electoralistas que no piensan en la grave situación local", sentencia.

Para leer más