23 de agosto de 2019
28 de junio de 2008

Nace el primer bebé libre del mal de Huntington gracias al DGP, sexto niño andaluz en beneficiarse de esta técnica

SEVILLA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital de Osuna de Sevilla ha acogido recientemente el nacimiento del primer bebé andaluz que ha nacido libre de la enfermedad de Huntington que portaban sus padres, gracias al uso del Diagnóstico Genético Preimplantatorio (DGP), técnica de la que ya se han beneficiado en la sanidad pública andaluza un total de seis niños con diversas patologías desde que en junio de 2005 se aprobase su incorporación a la cartera de servicios.

La enfermedad de Huntington es una enfermedad degenerativa de tipo neurológico, progresiva, hereditaria y para la que no hay aún cura. Se caracteriza por la muerte de las neuronas, lo que provoca en el enfermo movimientos incontrolables y deterioro mental, entre otras disfunciones.

Fuentes de la Consejería de Salud consultadas por Europa Press detallaron que el bebé, un varón que pesó al nacer 3,340 kilogramos, se encuentra en perfecto estado. Además, resaltaron que los padres se acogieron a las prácticas de humanización al parto que la Junta viene impulsando, tales como la libre elección de las gestantes a decidir sobre la postura en que desean dar a luz o parir en posición horizontal o vertical.

Con éste son ya cinco los embarazos y seis los bebés que han nacido en la sanidad pública andaluza gracias al DGP. En concreto, el primer bebé que nació en la sanidad pública libre de la enfermedad genética hereditaria de la que eran portadores sus padres gracias al DGP se remonta al 23 de julio de 2006.

En aquella fecha, una niña que portaba enfermedad de Duchenne, una distrofia muscular degenerativa, nació libre de este mal en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. El segundo bebé, que nació el 31 de enero de 2007 en el Virgen de las Nieves de Granada, también se liberó de la misma enfermedad.

Por su parte, el tercer y cuarto bebé, una pareja de mellizos (niño y niña) que nacieron el 9 de julio de 2007 en el Virgen del Rocío de Sevilla, portaban fibrosis quística.