3 de abril de 2020
4 de febrero de 2019

Nace Zurbarán Abogados de la fusión de tres bufetes, todos con sedes en Sevilla, y dos letrados hispalenses

Nace Zurbarán Abogados de la fusión de tres bufetes, todos con sedes en Sevilla, y dos letrados hispalenses
ZURBARÁN ABOGADOS

SEVILLA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La unión de tres bufetes, dos de Sevilla y otro con sedes en la capital andaluza, Madrid y Zaragoza, y dos letrados sevillanos, ha dado origen al nacimiento de una nueva firma Zurbarán Abogados, una sociedad profesional que aglutina a ocho socios y cuarenta abogados.

Según ha informado Zurbarán Abogados en un comunicado, los bufetes que se han integrado en esta operación son Cuéllar Abogados y RZS, ambos de Sevilla, y Zamora de Claver, con sedes en la capital hispalense, en Zaragoza y en Madrid.

Cuéllar Abogados es el despacho más antiguo de Sevilla, dirigido por los hermanos Miguel y Adolfo Cuéllar Portero --vicedecano electo del Colegio de Abogados de Sevilla--, herederos de una saga jurídica con más de cien años de tradición.

Por su parte, RZS Abogados y Economistas está fundado por Javier Romero Martínez-Cañavate y Jerónimo Zamora López. Zamora de Claver, con operaciones en Sevilla, Madrid y Zaragoza, tiene como socios a Javier Romero Iribas y a Ángel Zamora González de la Peña.

Los abogados que se incorporan al proyecto son Ricardo Astorga Morano y José Manuel García-Quílez, provenientes del despacho andaluz Montero y Aramburu, donde ejercían de socios de los departamentos de derecho mercantil y procesal, respectivamente.

Desde las tres sedes, estratégicamente situadas, el nuevo despacho prestará sus servicios a clientes de toda la geografía española.

El socio presidente de Zurbarán Abogados será Javier Romero Martínez-
Cañavate y Adolfo Cuéllar Portero ocupará la vicepresidencia. El socio director será Ricardo Astorga Morano.

El nuevo despacho, de ámbito nacional y actividad multidisciplinar, cuenta con destacados clientes en los principales sectores de la economía española. Los despachos que se han aglutinado en Zurbarán Abogados, "de sólida trayectoria e implantación en sus lugares de origen", han mantenido en las últimas décadas un perfil tradicional y personalista a pesar de la llegada de las grandes organizaciones.

Según indica la nueva firma en un comunicado, para los socios fundadores, esta nueva etapa en común representa "una ocasión propicia para ofrecer a los clientes un servicio multidisciplinar de alto valor añadido, aprovechando las sinergias que se generan y la extraordinaria experiencia de los tres despachos de origen".

Zurbarán Abogados entiende que "la creación del nuevo despacho multidisciplinar y con una amplia implantación regional, tiene toda la lógica para poder extender una oferta de servicios de clara excelencia profesional más allá de los ámbitos limitados en los que venían actuando hasta ahora".

Para el socio presidente, Javier Romero Martínez-Cañavate, el nacimiento de Zurbarán Abogados supone "lanzar un proyecto ilusionante multirregional y con grandes profesionales de reconocido prestigio, capaz de dar respuestas más rápidas y de más calidad a los desafíos de sus clientes".

"No resulta sorprendente un movimiento de esta naturaleza en el sector jurídico, con clara tendencia a la integración y al crecimiento de los despachos. En los últimos años hemos asistido a la absorción por parte de grandes despachos de otros más pequeños y a la incorporación de equipos completos de grandes profesionales", ha añadido.

En este sentido, Romero Martínez-Cañavete ha indicado que también algunas de las grandes firmas extranjeras se han implantado con la adquisición de despachos nacionales, a los que han integrado en su estructura mundial.

"Zurbarán Abogados es un paso hacia el crecimiento de la actividad pero manteniendo los valores del modelo de despacho 'boutique', integrado por pocos profesionales altamente especializados que ofrecen a sus clientes un trato directo y exclusivo", ha subrayado.

Por último, ha afirmado que tienen "la voluntad de desarrollar el ejercicio multidisciplinar del derecho manteniendo la impronta del ejercicio exclusivo y tradicional. Todo un reto".