18 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Navarro discrepa de la retirada de una niña en preadopción desde hace cinco años pero dice que "hay que acatarla"

SEVILLA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, afirmó hoy "no compartir" la sentencia judicial dictada por la sección Sexta de la Audiencia Provincial de Sevilla que obliga a devolver a su madre biológica a un niña de once años que llevaba cinco años en régimen de preadopción con una familia de la localidad sevillana de Bollullos de la Mitación, pero destacó que "hay que acatarla, como sentencia judicial que es y al tratarse éste de un país democrático".

En declaraciones a la prensa, ofrecidas previamente a la inauguración en el Rectorado de Sevilla de la Jornada sobre Prevención, Investigación y Formación de las Drogodependencias y Adicciones en el ámbito universitario, la consejera dijo que, "aunque me merecen todo el respeto la madre adoptiva y la biológica, la mayor preocupación de la Consejería en estos momentos es la niña, por lo que el trabajo que estamos realizando en estos días y el que hemos venido realizando en todo este tiempo es pensando en el bienestar superior de la menor".

Asimismo, Navarro explicó que, "en este caso, como en cualquier otro, la actuación que se hace desde la Junta de Andalucía es pensando en los menores, que es lo único que debe preocuparnos".

En este sentido, la consejera dijo también "no entender" la motivación de los jueces para dictar la segunda sentencia, "que obliga a entregar inmediatamente a la menor a la madre biológica, cuando en la primera sentencia se decía que el acercamiento de la niña con la madre biológica se haría progresivamente".

Finalmente, Navarro precisó que "independientemente de los recursos que interpongan la familia preadoptiva, la madre biológica o incluso cualquier actuación de otro tipo, que nos podamos reservar la administración, en este momento prevalece el derecho que tiene la menor de ser atendida y en eso estamos trabajando".