17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 24 de septiembre de 2014

    El número de empresas activas baja un 2,2% en Andalucía en 2013 hasta 471.521 sociedades, según el CES-A

    SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El número de empresas activas en Andalucía se cifró en 2013 en 471.521 sociedades, lo que supone un descenso del 2,2 por ciento respecto al año anterior, según los datos del Directorio Central de Empresas (Dirce) referido a 1 de enero de 2013, donde se pone de manifiesto "el declive del tejido empresarial andaluz por quinto año consecutivo, desde que comenzaron a notarse los efectos de la crisis en 2008".

    Según el Informe sobre la Situación Socioeconómica de Andalucía 2013 del Consejo Económico y Social de Andalucía (CES-A), presentado este miércoles en Sevilla, la principal consecuencia de la disminución relativa más intensa de empresas en Andalucía que en España fue "un año más una ligera pérdida de peso del tejido empresarial andaluz respecto al conjunto nacional, que representó el 14,9 por ciento del total".

    Según el informe del CES-A el 52,34 por ciento de empresas no tiene asalariados, el 44,03 por ciento de empresas tiene de uno a nueve empleados, el 3,14 por ciento se considera pequeña empresa, el 0,40 por ciento es una mediana empresa y un 0,09 por ciento es una gran empresa.

    El informe apunta que la caracterización de la empresa andaluza en 2013 "no difiere sensiblemente de la existente en años precedentes, esto es, una empresa de carácter familiar y dimensión mínima, con un único local o establecimiento, vinculada directa o indirectamente a la construcción, actividades comerciales y servicios tradicionales a empresas y donde el tamaño y forma jurídica predominante --microempresa y persona física-- hace que los efectos de la crisis sean especialmente intensos, debilitando el tejido empresarial andaluz".

    El informe indica que la actividad económica en Andalucía registró en 2013 un descenso del 1,3 por ciento que "aun siendo inferior en siete décimas al del ejercicio anterior, sigue siendo más profundo que el de su entorno de referencia". Agrega que excepto las exportaciones de bienes y servicios "todos los componentes de la demanda agregada tuvieron registros necesarios, si bien de menor intensidad que el año precedente".

    Por ramas de actividad, las únicas que mejoraron su volumen de producción fueron las actividades primarias, mientras que el resto de sectores tuvo una evolución negativa, aunque cada vez menos pronunciados.

    El informe asimismo alude a una "tímida pero progresiva diversificación de las exportaciones andaluzas según tipo de producción acompañada por una mayor diversificación geográfica".

    En cuanto a la inversión de empresas andaluzas en el exterior, su volumen llegó a duplicar el registro en el año anterior, según el informe del CES-A, quien indica que la caída del PIB en 2013 estuvo protagonizada por la construcción y la industria y en menor medida por los servicios y fue espacialmente amortiguada por el resultado del sector primario.