18 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

El obispo auxiliar muestra su "tristeza y decepción" por la retirada de la reforma del aborto

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El obispo auxiliar de Sevilla, Santiago Gómez Sierra, ha manifestado su "profunda tristeza y decepción", a cuenta de la decisión del Gobierno central del popular Mariano Rajoy de retirar su proyecto de reforma de la vigente regulación de la interrupción del embarazo.

Durante la homilía celebrada en la basílica de la Macarena con las instituciones penitenciarias en el marco de la Eucaristía de la Virgen de la Merced, Santiago Gómez Sierra ha señalado la decisión del Gobierno central de retirar su anteproyecto de ley de reforma de la regulación del aborto reduciendo los supuestos permitidos para esta práctica. En concreto, el anteproyecto de ley prohibía el aborto excepto en dos supuestos: la violación y en las 12 primeras semanas de embarazo y el riesgo para la salud física y psíquica de la madre dentro de las 22 primeras semanas de embarazo. La nueva regulación, así, eliminaba el aborto libre en las 14 primeras semanas que contempla la vigente Ley de 2010.

Después de que esta decisión del Gobierno central haya motivado la dimisión del ministro de Interior, Alberto Ruiz Gallardón, quien incluso abandona su escaño en el Congreso de los Diputados, el obispo auxiliar de Sevilla, invocando a la Virgen de la Merced como patrona de las Instituciones Penitenciarias, ha recordado que "hoy en las cárceles viven hombres y mujeres privados temporalmente de libertad, pero no de su dignidad humana. Son personas en debilidad que necesitan ayuda, compañía, recursos para poder reintegrarse de nuevo en la sociedad como ciudadanos libres. Nunca pueden ser tratados como desechos".

"Entre los débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes se niega su dignidad humana, quitándoles la vida y manteniendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo. Hoy es causa de profunda tristeza y decepción saber que el Gobierno de la Nación desiste de la reforma sustancial de la ley del aborto", ha dicho Gómez Sierra, según informa la Archidiócesis de Sevilla.

Para él, esta decisión "es un paso más en la promoción de la cultura del 'descarte'". "Como dice el papa Francisco, los excluidos no son 'explotados' sino desechos, 'sobrantes'. Es un sarcasmo que se presente como progresista pretender resolver los problemas de la mujer u otros eliminando una vida humana; y en España se quita la vida a unos 320 seres humanos cada día del año por medio del aborto. Es una trágica realidad ante la que toda persona de buena voluntad, creyente o no, tiene la obligación de reaccionar".

Para leer más