23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 17 de octubre de 2009

    La obra de la iglesia de los mormones sufre un año de retraso al registrarse conflictos entre las constructoras

    SEVILLA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Las obras que se acometen para la habilitación de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en el Polígono Norte de Sevilla, en el cruce de la ronda de circunvalación SE-30 con la avenida Doctor Fedriani, sufren ya un año de retraso a cuenta de varias problemáticas, siendo la última de ellas el conflicto registrado entre la empresa constructora y una subcontrata.

    El presidente de la Estaca de Sevilla, José Luis Blanco, subrayó en declaraciones a Europa Press la impotencia que ello supone para el colectivo promotor y quiso dejar claro que, en cualquier caso, "nosotros hemos acometido todos los pagos, siendo exclusivamente un asunto entre las empresas".

    Siendo el mes de diciembre el último plazo otorgado para la apertura de la capilla --aún no se hayan llevado a cabo las pruebas de suministro eléctrico, paso básico de cara a la firma y la concesión de la cédula de habitabilidad, pese a que los trabajos están terminados y el mobiliario colocado-- Blanco se quejó de que el inmueble "debía ser entregado en diciembre de 2008".

    El anuncio de la cesión de suelos a la comunidad por parte del Ayuntamiento de Sevilla --que se produjo por una permuta con un local en la calle Santo Domingo de la Calzada--, provocó en 2005 algunas discrepancias de las asociaciones de vecinos, que demandaban otros recursos asistenciales en la zona, conflictos que han quedado solventados.

    La iglesia dispone de un solar de 2.212 metros cuadrados para la construcción de un inmueble de tres plantas --un solar y dos plantas superiores--, con un aforo para 542 personas y un aparcamiento para 22 vehículos.